Si los pone, porque los pone

…Y si los quita, porque los quita. “Antonio Sánchez” siempre tiene razón.

Desde el día que aterrizó en Madrid, Fabio Capello se había mantenido firme en su idea de que su sistema con doble pivote era “innegociable”. Pero, ayer, ante una Real Sociedad que pinta muy mal, al técnico italiano no le quedó otro remedio que renunciar a sus principios y dejar a su intocable Emerson en la caseta. Más que una rectificación a tiempo, fue una muestra más del desconcierto en el que anda sumido y que condena a su equipo a realizar el peor fútbol que se le recuerda.

Artículos Relacionados