Pobre Jan

Al presidente no se le ocurre otra cosa que dejarse engañar por la maquinaria electoral de CiU y hacerse una foto ‘casual’ con Artur Mas almorzando en una terraza en plena Rambla de Catalunya. Aunque Laporta rectificó a tiempo –hoy tendrá un encuentro con Montilla– los palos le llovieron desde todas las opciones políticas y su rostro lo reflejaba en el palco.

[Lluis Mascaró, Mr. Copypaste, en Sport]

Artículos Relacionados