Qué bueno es el Barça, qué malo es el Madrid (22)

Frank Rijkaard y Fabio Capello aterrizaron en el Camp Nou y Bernabéu, respectivamente, en plan bombero. El Barça estaba en el túnel, sumido en una larga crisis de resultados, con un equipo que se sentía perdedor y con un estadio que se iba vaciando después de haber sacado pañuelos de indignación contra el palco. Con la llegada de Laporta a la presidencia, Rijkaard, que era la tercera opción, tuvo el encargo de construir un nuevo Barça. A medida que el equipo blaugrana iba creciendo, el Madrid galáctico de Florentino entraba en proceso de crisis, de hundimiento y el nuevo Barça pasó por encima como un avión, invirtió los papeles, la Liga cambió de ciclo. Dos Ligas consecutivas, una Champions. Y lo más importante, el fútbol del Barça se ha convertido en referente mundial. Por su eficacia, por su estética, por los valores deportivos que proyecta. Rijkaard rescató al Barça aplicando la idea de que el fútbol es ganar, pero también dar espectáculo, hacer que la afición se sienta orgullosa de los suyos. La autoestima de los culés ha ido creciendo paralelamente a los títulos. Rijkaard reconstruyó al Barça porque tenía un proyecto. Calderón, el nuevo presidente del Madrid, ha buscado contrarrestar el dominio y hegemonía del Barça no con un proyecto, sino con un técnico que pudiera garantizar resultados a la corta. El Barça buscó con Rijkaard recuperar la esencia del Dream Team. El Madrid busca con Capello una terapia de choque, ganar como sea. Lo de menos es el espectáculo. Lo importante para él es el resultado. Y antes que arriesgarse a una derrota, prefiere ser rácano en ataque y jugar a la defensiva. Se le exigen resultados a la corta. Esta es la gran diferencia. La misión de Rijkaard era diseñar un equipo de futuro y en la primera temporada, la única exigencia, el objetivo de mínimos, era un plaza para la Champions. A Capello se le exige ser campeón este año ya. Y las urgencias son malas compañeras.

[Josep Prats, siempre escribe el mismo artículo, en Sport]

Anteriores entregas [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22]

Artículos Relacionados