Cannamalo está haciendo el ridículo

Los culés podemos comernos los turrones y las uvas con la satisfacción de haber vivido un año esplendoroso y con la convicción de que este proyecto tiene mucho futuro. No pueden decir lo mismo los madridistas. La humillación que sufrieron en el Bernabéu ante el Recreativo ha dejado al descubierto todas las carencias del ‘estilo Capello’. El técnico italiano ha perdido de un plumazo todo el crédito que había ido acumulando a base de rácanos triunfos y los blancos cerrarán el 2006 con la segunda peor trayectoria del siglo. Lo mismo puede decirse de Cannavaro. El ¿flamante? Balón de Oro y FIFA World Player está haciendo el ridículo y poniendo en evidencia a todos los que le votaron. Por si había alguna duda, Ronaldinho volvió a demostrar ayer quién es el mejor jugador del mundo.

[Lluis Mascaró en Sport]

Artículos Relacionados