Devaluando el Mundial de clubes

El Camp Nou vivió un fenómeno paranormal: ¡un línier anuló dos goles al Barça! Eso sí: durmió en comisaría. Al final, lo previsto: ganaron con gol raro. Si Gudjhonsen está pelín más adelantado llega hasta la Diagonal y debe volver al campo en taxi. Mucha suerte ¡oh, culés! en el dificilísimo torneo del Mundialito japonés: menos el Escalerillas están todos.

[Tomás Guasch, el pan nuestro de cada lunes, en As]

Artículos Relacionados

30 comentarios (por ahora) en “Devaluando el Mundial de clubes”
  1. Crismona Forever 11 diciembre, 2006
  2. ayr29 11 diciembre, 2006
  3. dieguitoalias 11 diciembre, 2006
  4. ayr29 11 diciembre, 2006
  5. elfutbolistaenmascarado 11 diciembre, 2006
  6. Doctor Broms 11 diciembre, 2006
  7. dieguitoalias 11 diciembre, 2006
  8. Anonymous 11 diciembre, 2006
  9. Anonymous 11 diciembre, 2006
  10. Kom 11 diciembre, 2006
  11. VON_PAULUS 11 diciembre, 2006
  12. McCarran 11 diciembre, 2006
  13. Jon 11 diciembre, 2006
  14. ballorca 11 diciembre, 2006
  15. ballorca 11 diciembre, 2006
  16. McCarran 11 diciembre, 2006
  17. dieguitoalias 11 diciembre, 2006
  18. Anonymous 11 diciembre, 2006
  19. dieguitoalias 11 diciembre, 2006
  20. Anonymous 11 diciembre, 2006
  21. White Rabbit 11 diciembre, 2006
  22. otropuntodevista 11 diciembre, 2006
  23. Anonymous 11 diciembre, 2006
  24. Anonymous 11 diciembre, 2006
  25. VON_PAULUS 11 diciembre, 2006
  26. dieguitoalias 11 diciembre, 2006
  27. Anonymous 12 diciembre, 2006
  28. Toni K 12 diciembre, 2006
  29. marcianko 12 diciembre, 2006
  30. Doctor Broms 12 diciembre, 2006