El Barça tiene miedo

Las ventajas de concederle al rival la condición de favorito son evidentes: se traspasa la presión para lograr la victoria y se prepara a la opinión pública para la peor de las hipótesis, una derrota. Frank Rijkaard ha lanzado el discurso oficial en esa dirección y, de manera obediente (¡faltaría más, en este fútbol de jugadores acomodaticios al poder del banquillo!), varios de los habitantes del vestuario lo han seguido a pies juntillas. El América es el favorito en la semifinal de mañana, dicen. El América del Piojo López, de Cuauhtémoc Blanco y de Germán Villa. […] Así, la postura elegida por Rijkaard parece una táctica para sacudirse las exigencias. De no ser esto, deberá considerarse sencillamente que tienen miedo. Miedo a perder.

[Fabián Ortiz, el lado oscuro, en As]

Artículos Relacionados