El Madrid necesita un Jan

Los resultados no han sido lo suficientemente buenos para amortiguar la sensación de provisionalidad que sufre el Madrid y no hay más remedio que volver otra vez a las urnas. El problema de los socios es que no tienen dónde elegir. Igual que el Barça hace tres años y medio, el Madrid necesita una revolución que regenere todas sus estructuras, empezando por una directiva débil y acabando por un vestuario acabado. Sin embargo, todos los candidatos que han existido y que puedan llegar a existir mantienen el mismo perfil rancio y no se vislumbra una alternativa de cambio total como la que representó Laporta para el barcelonismo. Afortunadamente, añadiría yo. La entidad blaugrana ha pasado del oscurantismo de la época Gaspart a la brillantez que dan dos títulos de Liga consecutivos, una Champions y la posibilidad de ganar el Mundial de Clubs.

No me gustaría que este ciclo triunfal del Barça, que todavía tiene un largo recorrido, pudiera truncarse por la llegada al palco del Bernabéu de un presidente carismático, cabal y con un buen proyecto deportivo, económico, social e institucional. El ‘modelo Florentino’ triunfó a golpe de talonario, pero esta política ya no tiene sentido en un mercado de cracks a la baja. Los mejores futbolistas del mundo están en el Camp Nou… y por muchos años. El que llegue, sea quien sea, lo va a tener muy difícil para enderezar el rumbo de una nave que ya lleva tiempo a la deriva.

Artículos Relacionados