Guruzeta, 37 años después

Capello llegó a insinuar, sin rubor alguno, en los micrófonos de ‘Onda Madrid’ que el equipo que dirige Frank Rijkaard recibe ayudas externas, presumiblemente de los árbitros: “En los últimos partidos, el Barça no ha jugador espectacularmente. Es más, en algunos le han ayudado”. El técnico italiano fue más allá y especificó: “Alguno le ha ayudado”. El entrenador madridista criticó incluso el juego desplegado por los blaugrana en su último partido de la Liguilla de la Champions League ante el Werder Bremen, el que certificó su pase a octavos de final, dando una versión muy particular de lo que se vio en el Camp Nou: “Contra el Werder Bremen, el Barça se echó atrás. Si nosotros hacemos eso en el Bernabéu, la gente se levanta y nos pita”. Por lo que parece, Capello no sabe ya cómo esconder que su segunda etapa en el banquillo madridista va camino del fracaso. [J. A. Martínez / Sport]

La táctica es vieja y gastada. Aquí, en Barcelona, la hemos utilizado durante muchos años y en épocas bien distintas. Algunas veces estuvo bien fundamentada, sobre todo en tiempos del franquismo. (Nadie podrá borrar de la ahora tan en boga memoria histórica aquel penalty que se inventó el malogrado Guruceta de una simple caída fuera del área…); otras veces fue un puro derecho al pataleo, una maniobra de distracción. Y es a esta última y oportunista versión a la que se está agarrando Fabio Capello para maquillar el rechazo a su estilo de juego. [Javier Rodríguez Marzo / Sport]

Wikipedia | Guruceta

Artículos Relacionados