La diferencia entre el América y el Olimpia

Esta semana, algunos columnistas de Sport (en concreto su editor, Josep Maria Casanovas) y Mundo Deportivo (por boca de su subdirector, Andrés Astruells) han acusado a sus colegas “de Madrid” de devaluar el Mundial de Clubes. Veamos qué decían ellos hace cuatro años, cuando el Real Madrid se enfrentó al Olimpia de Asunción en la Copa Intercontinental 2002.

El Real Madrid está obligado a demostrar que es el favorito

[3-XII-2002] Las superfiguras del Real Madrid son favoritas ante los desconocidos futbolistas del Olimpia en un duelo desigual. El Real Madrid afronta con miedo al fracaso la final de la Copa Intercontinental ante un Olimpia de Asunción mundialmente derrotado de antemano ante las superfiguras del equipo español.El conjunto de Vicente del Bosque se presenta en el Estadio Internacional de Yokohama como único candidato en todas las apuestas para alzarse con su tercer título y ese favoritismo inquieta en el entorno madridista, que acude a la cita en un mal momento, si se tiene en cuenta que sólo ha ganado dos de sus últimos 11 partidos y que no marca un gol desde el pasado 9 de noviembre. El Real Madrid, autodenominado equipo galáctico, teme culminar el año del Centenario haciendo el ridículo ante un rival de escasa entidad […] El Olimpia, que también adorna su palmarés con una Intercontinental en sus también cien años de vida, llegó hace diez días a Tokio con mucha moral, pero con escaso bagaje futbolístico, donde sólo el ex jugador del Espanyol y Atlético Miguel Angel Benítez llegó a asomarse al escaparate europeo y vive ya los últimos estertores de su carrera en su país. Del resto, poco que decir. Futbolistas típicamente suramericanos, con mucha potencia y garra, aunque poco fútbol en sus botas. El Real Madrid parte con ventaja en esta final, pero en el Olimpia preguntan en voz baja ¿acaso es imposible que David vuelva a tumbar a Goliath? [Redacción / Sport]

Un trofeo que no despertó pasiones

[5-XII-2002] La afición del Real Madrid se mostró indiferente ante el triunfo de su equipo en la Copa Intercontinental, en claro contraste con la enorme relevancia que le dan desde dentro del club. La hora a la que se disputó el partido (11 de la mañana) hizo que su seguimiento por televisión fuese mínimo. Pese a que los seguidores optaron por escuchar las emisoras de radio, el ambiente en las calles de Madrid apenas se acercó al de otros éxitos, como la final de la Champions o un derby con el Barça, pese a que Raúl objetó que es un título importantísimo. La escasa entidad del rival tampoco ayudó mucho y, tras el encuentro, la Plaza de la Cibeles apenas congregó a unas decenas de seguidores, menos que efectivos policiales destinados a proteger el monumento, que ni siquiera tuvo que ser vallado como otras veces para evitar destrozos. Incluso, una encuesta de la página web del diario El Mundo reveló que un 42% de internautas consideraba que el triunfo ante el Olimpia no aparca la crisis de juego del Madrid. Aunque a Florentino Pérez se le llenó la boca al calificar el título de triunfo universal o que Fernando Hierro dijo que es la rúbrica al Centenario, el propio club es consciente de que la Intercontinental no ha despertado mucho entusiasmo entre su masa social y, por ello, anunció que no habrá celebración en la Cibeles a la llegada del equipo a Madrid, prevista para las 18.20 horas de hoy, aunque sí abrirá el Bernabéu para mostrar la Copa. La afición del Real Madrid espera ahora que su equipo dé la talla en la Liga y en la Liga de Campeones, que es lo que realmente ha dejado claro que le importa. [Redacción / Sport]

Ronaldo programó su propia fiesta

[5-XII-2002] Marcó ante el modesto Olimpia paraguayo, ganó la Intercontinental y, por la noche, disfrutó de los placeres hasta el éxtasis. En Tokio se ‘fugó’ del hotel en el que todos celebraban el título y vivió una de las noches más locas de su vida. […] Valdano acertó al decirle: ¿Qué te pasa? Sólo metes goles cuando hay algo muy importante en juego? Con el Madrid, salvo en el duelo ante el todopoderoso Olimpia, sólo ha hecho el ridículo y varias veces le ha pitado la afición del Bernabéu. Pero eso no le importa: en Tokio disfrutó de la dolce vita en su noche más loca. [Alberto Sales / Sport]

El presidente galáctico

[15-X-2003] Florentino Pérez va a convertirse en el presidente de la primera empresa constructura del Estado, tras la fusión de ACS con Dragados, pero tiene pendiente edificar la nueva ciudad deportiva del Real Madrid y acallar a un grupo opositor que detecta errores contables y nueva deuda. Su política de ‘Zidanes y Pavones’ precisa, además, de un refrendo internacional más allá de ganar la Champions al Bayer Leverkusen y la Intercontinental al Olimpia de Asunción. Este equipo de ‘estrellas’ sólo gana las grandes batallas al Manchester United. Le falta la reválida de cargarse un par de equipo italianos o a un Bayern Munich en plena forma. Entonces sí que podrá presumir de galáctico. [Andrés Astruells / Mundo Deportivo]

La Libreta | Conjura de Madrid
La Libreta | El Mundialito
La Libreta | Devaluando el Mundial de Clubes

Artículos Relacionados