La noche del miedo y la encerrona

El martes europeo arrancará en Barcelona con música de Rocío Jurado. En efecto, aquel Tengo miedo superará al menos hasta la hora del partido el Tot el camp…, himno azulgrana y otros cánticos de guerra culé. Porque hoy es el Día D: los de Rijkaard deben ganar al Werder Bremen para no pasar a la historia como el primer campeón de Europa que no supera la primera fase en su defensa del título en el actual formato de la Champions League. Claro que hay un precedente: en 1992, el Barça de Johan Cruyff cayó estrepitosamente ante el CSKA de Moscú en la primera ronda post triunfo en el desaparecido Wembley, frente a la Sampdoria. El llamado Dream Team campeonó en mayo y dejó Europa en octubre. Aquel recuerdo y el tradicional ¡ay, ay, ay! barcelonista rodean las vísperas del partido de un tremendismo muy clásico en el Barça de toda la vida. Los azulgrana empiezan a jugarse la temporada; un KO hoy sería un golpe terrible, un fracaso, según Edmilson. […] El ex barcelonista Van Bommel opina que el Werder no tiene nada que hacer, pero Felix Magath, su entrenador en el Bayern, se pregunta cómo manejará el Barça tanta presión. De momento, convirtiendo el partido en un Barça-Madrid: mosaico gigante con los colores de las banderas azulgrana y catalana con el lema “Som-hi tots” (Vamos todos), campo abierto desde las siete y cuarto, actividades musicales, servicio gratis de maquillaje con los colores azul y grana, un presentador desde la hierba animando micrófono en ristre a cantar el himno del club y otras canciones. Mensajes a los socios por SMS para que vayan a animar: ni contra el Madrid se llegó a tanto. El miedo también agudiza el ingenio.

[Tomás Guasch, vendiendo la moto, en As]

Artículos Relacionados