Los orgasmos de Gatti

Ante el Athletic, el Madrid en general y Ronaldo en particular volvieron a enamorar al Bernabéu. El día de Mallorca, en el que Florentino se marchó porque no había hambre, marcó un antes y un después en la actitud del equipo. Ese día pareció que marcó el rival. Futbolísticamente estoy en contra de Capello, pero él ha conseguido que sus jugadores se rompan las narices para conseguir la victoria. Ese compañerismo se ve ahora cuando se celebran los goles y eso es obra del italiano. Todos caminan hacia el mismo lugar. Hace 15 días que creía que el Madrid no iría a La Cibeles, pero si continúa esta unión y no cambia el chip de la segunda mitad del domingo cambiaré de opinión. Eso sí, siempre que Beckham y Ronie no vuelvan a estar más en el banquillo. El domingo, al fin, pude ver al Madrid hacer un buen juego frente al Athletic. Me ilusioné y debo confesar que esta nueva imagen me ha hecho despertar y levantarme de la silla. Todo un orgasmo deportivo que hace tiempo no tenía con este equipo.

[Hugo Gatti, por algo le llaman loco, en As]

Artículos Relacionados

4 comentarios (por ahora) en “Los orgasmos de Gatti”
  1. SirWinstonChurchill 5 diciembre, 2006
  2. Doctor Broms 5 diciembre, 2006
  3. dieguitoalias 5 diciembre, 2006
  4. Jose David Lopez 5 diciembre, 2006