Rivales de verano

No es Boca. No es River. No es el Santos ni mucho menos. De todo modos, el nombre, aunque ahora parezca importante, al final es lo de menos. Con los años, lo trascendente será el título porque, como bien saben en Madrid, eso es lo único que cuenta sea quien sea el rival. ¿O no valen las Copas de Europa ganadas al Stade Reims, a la Fiorentina o al Eintrach?. Pues si valen esas, ante equipos que hoy no son nada, también vale esta Intercontinental, pese a que los rivales parezcan más propios de un torneo de verano que del Mundial de Clubs.

[Miguel Rico, un verso libre, en Sport]

Artículos Relacionados