Si esto no es un panfleto…

El Real Madrid sufrió lo que no está escrito para deshacerse del Athletic de Bilbao. Tras el empate del Barça en feudo del Levante, los blancos sumaron tres puntos muy valiosos, lo que les permite estar a sólo un punto del líder y vigente campeón del torneo de la regularidad. De todos modos, si analizamos lo que sucedió el pasado domingo en el Santiago Bernabéu, queda claro que el equipo de Fabio Capello sigue anclado en la mediocridad, que se salva por arranques de pegada, por alguna genialidad de Ronaldo y, cómo no, por las magistrales intervenciones de un Casillas que, en los últimos años, ha evitado un sinfín de derrotas merengues.

Nos hallamos ante un Madrid de ficción. En la casa blanca se ha disparado la euforia, de manera totalmente desproporcionada, y algunos ven posible conquistar el título de Liga. Pero lo cierto es que el cuadro blanco aburre, con un fútbol rácano y resultadista donde los haya. Capello, por ahora, respira con relativa tranquilidad por la sencilla razón de que los resultados le están acompañando. De todos modos, el italiano es el primero en saber que mucho tienen que cambiar las cosas para que el Madrid enamore de verdad y se convierta en un serio aspirante a conquistar la Liga y la Champions.

Capello no se baja del burro y mantiene su empecinamiento en alinear a un doble pivote formado por Diarra y Emerson que no funciona ni a tiros. Ante el Athletic, ambos fueron pitados, por enésima vez, por la afición blanca, cansada del fútbol ramplón de ambos futbolistas que, dicho sea de paso, aterrizaron en el Bernabéu el pasado verano con la etiqueta de jugadores de cinco estrellas.

La primera parte que cuajó el Madrid ante los leones fue infumable a todas luces. No resultó extraño que los vizcaínos se fueran al descanso con ventaja en el marcador. Y, casualidades de la vida, algunos jugadores del Madrid hicieron ‘piña’ contra el árbitro por entender que el gol del Athletic se produjo en fuera de juego.

Cambiaron las cosas tras el descanso. Capello retiró del césped a los inoperantes Emerson y Reyes y dio entrada a Ronaldo y David Beckham. El delantero brasileño, que mantiene una relación de amor y odio con el público del Bernabéu, colocó las tablas en el marcador en el minuto 64. Pero algunos olvidan que, poco antes, Casillas resultó providencial para que el Athletic no clavara el 0-2 y convirtiera la grada en una olla a presión.

También parece que algunos no se quieren enterar de que el Athletic jugó con diez hombres desde el minuto 73. Bastantes problemas tenía ya un Athletic muy presionado como para que, encima, el colegiado echara una manita a los capitalinos.

En la recta final de la contienda, un tanto de Roberto Carlos sentenció el choque a favor de los blancos, que formaron una piña humana y celebraron el tanto como si hubieran ganado una finalísima. El Madrid, ciertamente, fue el ganador, pero no es demasiado lógico que, de la forma en que consiguió hacerse con la victoria, en la capital saquen pecho y ‘detecten’ que el Barça ya tiene el miedo metido en el cuerpo. Cuando Ramón Calderón fichó a Capello para el nuevo proyecto blanco, muchos sospecharon lo que se veía venir: que el juego del Madrid sería aburrido como nunca. Y no andaban muy equivocados.

Muy libre es el club madridista, obviamente, en su intentona por vender humo, pero repasando lo sucedido ante el Athletic, queda meridianamente claro que tanto sufrimiento para doblegar a un equipo que se quedó con diez en la recta final del choque no es normal. El Madrid está abonado a la agonía. Y la afición pasa de la depresión a la euforia en menos que canta un gallo. Capello sabe que el equipo debe mejorar. Y mucho.

[J. A. Martínez, relevo de Antonio Sánchez, en Sport]

Artículos Relacionados

11 comentarios (por ahora) en “Si esto no es un panfleto…”
  1. SirWinstonChurchill 5 diciembre, 2006
  2. elfutbolistaenmascarado 5 diciembre, 2006
  3. ayr29 5 diciembre, 2006
  4. Doctor Broms 5 diciembre, 2006
  5. Ikke Leonhardt 5 diciembre, 2006
  6. Anonymous 5 diciembre, 2006
  7. rado 5 diciembre, 2006
  8. dieguitoalias 5 diciembre, 2006
  9. Anonymous 5 diciembre, 2006
  10. alconman 5 diciembre, 2006
  11. Anonymous 6 diciembre, 2006