Dos borrachos

La gota que rebasó el vaso de la paciencia de Fabio Capello fue cuando Ronaldo y Robinho se presentaron a un entrenamiento más ‘contentos que unas castañuelas’, por no decir ‘pasados de rosca’. Los hechos ocurrieron un día antes del desplazamiento del equipo madridista a Barcelona para enfrentarse al Espanyol. Me cuentan que a más de un compañero se les cayó el alma a los pies por el inusual comportamiento de los dos jugadores brasileños. Uno de ellos acabó subiéndose a las espaldas de algunos jugadores y el otro reía sin parar. Ahí empezó a cavar su tumba futbolística Ronaldo. Robinho fue perdonado unas semanas después.

[José Luis Carazo, hazmerreír, en Sport]

Artículos Relacionados

11 comentarios (por ahora) en “Dos borrachos”
  1. Futbloguista 25 enero, 2007
  2. dieguitoalias 25 enero, 2007
  3. Anonymous 25 enero, 2007
  4. otropuntodevista 25 enero, 2007
  5. Futbloguista 25 enero, 2007
  6. JoseCR 25 enero, 2007
  7. alconman 25 enero, 2007
  8. otropuntodevista 25 enero, 2007
  9. Anonymous 25 enero, 2007
  10. Anonymous 25 enero, 2007
  11. JoseCR 26 enero, 2007