Mirar para otro lado… o no

Cuando no rueda el balón y faltan los goles, el mundo del fútbol se queda cojo de noticias y de cualquier anécdota se pretende crear una polémica. A dos días de que se reanude la Liga, sin fichajes de invierno en el horizonte blaugrana, parece preocupar más el retraso de Ronaldinho y Deco que el partido del domingo en Getafe donde, además, se da la circunstancia de que los dos cracks brasileños no pueden jugar. Son ganas de crear una tormenta en un vaso de agua, de querer ver un volcán donde no hay ni montaña. Cierto que han llegado un día tarde, que su comportamiento ha molestado a una parte del vestuario, pero de ahí a pedir multas o sanciones media un abismo. Si todos los dolores de cabeza del Barca son este retraso, tranquilos porque significa que no hay problemas de verdad. Máxime cuando Deco avisó con antelación de su retraso debido a la hospitalización de su mujer y a Ronaldinho nadie le discutiría un día más de vacaciones teniendo en cuenta que no puede jugar en Madrid. Seamos serios, discutir la profesionalidad de dos jugadores que se han dejado la piel por el club por un tema como éste, son ganas de tocar la gaita. […] Uno de los secretos del Barça actual es la unidad del vestuario, que todos remen en la misma dirección, que no haya más celos ni envidias, que se lleven como amigos aunque por encima de todo sean profesionales. Los que deseaban en Madrid que con este ‘affaire’ se liara un escándalo en el Barça, se quedarán con las ganas. [Josep Maria Casanovas / Sport]

Deco y Ronaldinho, seguro, encontrarán excusas para justificar su retraso o, en su defecto, encontrarán a quien les excuse. […] Ahora, todos los que mandan en el club miran hacia otra parte como, desde fuera, los que no mandan, miran hacia otra parte tras haber visto la foto que ayer distribuyó el departamento de Turismo, Comercio y Marketing de Dubai. Junto a ella envió un texto en el que se daban detalles de la recepción ofrecida a la delegación del FC Barcelona que, con su presidente a la cabeza, había visitado la sede de la organización. Y, efectivamente, presidiendo el retrato estaba Joan Laporta y aunque la nota oficial, además de nombrar a los anfitriones, no reconocía a nadie más, nosotros sí pudimos advertir la presencia del suegro y del cuñado del presidente del FC Barcelona. Dos señores que no forman parte de su directiva sino de su familia. En fin, una instantánea que invita a la reflexión y que Joan Laporta, en sus tiempos de opositor, habría sabido manejar convenientemente para desgastar, con absoluta razón, al presidente de turno. Algo que ahora tampoco ocurrirá porque, hoy en día, la oposición del Barcelona está en el gobierno. Un gran mérito de Laporta, sí señor. Es Montilla, es Mas y no es ninguno de los dos. [Miguel Rico / Sport]

Artículos Relacionados

7 comentarios (por ahora) en “Mirar para otro lado… o no”
  1. Louis 5 enero, 2007
  2. Javier 5 enero, 2007
  3. Anonymous 5 enero, 2007
  4. JoseCR 6 enero, 2007
  5. Anonymous 6 enero, 2007
  6. Capitán Fórceps 7 enero, 2007
  7. Anonymous 7 enero, 2007