Ronaldinho y Deco, dos malas personas

Unos se fueron indignados; otros enfadados y la mayoría con una sensación que se define con una palabra no apta en el libro de estilo de este periódico. Si alguien hubiera ideado una apuesta a si aparecían o no Ronaldinho Gaúcho y Andersson da Souza, Deco, posiblemente se habría arruinado. La Barcelona azulgrana y la España futbolera ya se esperaban lo que sucedió en la mañana de ayer. Ni uno ni otro se dejaron ver en la sesión ni en la habitual visita que los futbolistas profesionales acostumbran a hacer estos días a diferentes recintos hospitalarios. […] Mientras el equipo seguía preparando el partido del domingo ante el Getafe, los medios estaban pendientes de ubicar a los dos brasileños. El departamento de comunicación del club no daba abasto para atender las constantes preguntas. La versión oficial de la entidad era que ambos estaban en las instalaciones (se especuló con que andaban por el gimnasio), pero ese guión se cayó a trozitos cuando ni uno ni otro fueron al Hospital de la Vall d’Hebron (Ronaldinho) ni al de Sant Joan de Déu (Deco), donde los chiquillos enfermos les esperaban con muchísima ilusión. Era evidente.

[Moisés Lloréns, escuela Antonio Sánchez, en As]

As | Hay cosas que no se entienden

Artículos Relacionados

4 comentarios (por ahora) en “Ronaldinho y Deco, dos malas personas”
  1. Anonymous 5 enero, 2007
  2. Ikke Leonhardt 5 enero, 2007
  3. Anonymous 5 enero, 2007
  4. JoseCR 6 enero, 2007