Un curioso concepto de la confidencialidad

El domingo por la noche, tras la derrota madridista en Riazor, José Ramón de la Morena contó en El Larguero que Ronaldo y Robinho habían llegado “perjudicados” a dos entrenamientos recientemente.

Evidentemente, en Sport escucharon el programa. A esas horas era imposible ya incluirlo en el diario del lunes, con lo que estaba cantado que hoy nos íbamos a encontrar con la noticia. Lo que no sabíamos que esa información, que el domingo pudimos escuchar cientos de miles de personas (si no más de un millón), iba a ser hoy presentada como “confidencial”.

La agitada vida nocturna de Ronaldo ha acabado llevándose por delante a Robinho. […] Robinho y Ronaldo llegaron a un par de entrenamientos juntos y demasiado ‘contentos’ para el gusto del técnico italiano. Previsiblemente después de haber pasado la noche de celebración. El rendimiento de Robinho en esas dos sesiones dejó mucho que desear y eso agotó la paciencia de Capello, que considera que su joven pupilo se está dejando llevar por las malas compañías. Un temor con el que aterrizó el ex del Santos al Santiago Bernabéu y que después de un año y medio en el vestuario blanco se ha acabado confirmando.

Artículos Relacionados

4 comentarios (por ahora) en “Un curioso concepto de la confidencialidad”
  1. Anonymous 9 enero, 2007
  2. Anonymous 9 enero, 2007
  3. Javier 9 enero, 2007
  4. Anonymous 9 enero, 2007