Un verano de pesadilla para Laporta

No pasa un día sin que alguno de los cracks del Barça aparezca en las quinielas para reforzar algún equipo de otra Liga. El cuarteto más deseado es, claro, el que forman Ronaldinho, Etoo, Messi y Deco. En torno a ellos se han movido, en épocas más lejanas en el tiempo de este mercado 2007 y ahora mismo, clubes como Chelsea, Milán, Manchester United o Inter. Unas veces los tanteos no han pasado de consultas más o menos serias entre emisarios de esas entidades, pero en otras se llegó a lanzar una oferta con varios ceros a la derecha sobre la mesa de un temeroso Joan Laporta. El panorama no cambiará a medida que se acerque el verano; bien al contrario, la temperatura del mercado será digna del penoso calentamiento global. Será difícil que la directiva blaugrana salga bien parada de esta ofensiva, sobre todo si los que acometen a los cracks son los clubes milaneses. Laporta y sus puntocom no tendrán más remedio que medir las consecuencias y elegir dónde le dolerá menos. La disyuntiva es sencilla: blindar aún más los contratos de Ronaldinho y compañía, con el consiguiente doble coste (económico y deportivo, porque se alargarán los contratos), o explicar como se pueda que no ha habido más remedio que vender, siento tan ricos.

[Fabián Ortiz, el lado oscuro, en As]

Artículos Relacionados

9 comentarios (por ahora) en “Un verano de pesadilla para Laporta”
  1. Doctor Broms 9 enero, 2007
  2. Anonymous 9 enero, 2007
  3. Anonymous 9 enero, 2007
  4. atontado (que esta uno) 9 enero, 2007
  5. Marcus 10 enero, 2007
  6. Anonymous 10 enero, 2007
  7. Anonymous 10 enero, 2007
  8. Anonymous 10 enero, 2007
  9. McCarran 10 enero, 2007