Agradecidos a Jan

Muchas veces se ha denunciado esta lacra de la sociedad moderna. La violencia gratuita que generan los grupos radicales ya no tiene nada que ver con el fútbol ni con las rivalidades deportivas. Es un grave problema que las autoridades políticas y policiales deben asumir como una prioridad. También los clubs. No hay que dar cobijo a estos criminales. Y mucho menos incentivarlos. Por eso, a Laporta siempre se le recordará como el presidente que echó a estos indeseables del Camp Nou. Fue uno de sus grandes objetivos tras ganar las elecciones y su primera gran victoria. Un triunfo que pagó caro. Las amenazas de muerte que sufrieron él y su familia fueron una constante hasta que se desactivó una oscura trama que pretendía atentar contra su integridad física. El barcelonismo nunca podrá agradecerle lo suficiente este servicio al club y a la ciudad.

[Lluis Mascaró, la voz de su amo, en Sport]

Artículos Relacionados

4 comentarios (por ahora) en “Agradecidos a Jan”
  1. Capitán Fórceps 4 Febrero, 2007
  2. Jordi 5 Febrero, 2007
  3. Louis 5 Febrero, 2007
  4. McCarran 5 Febrero, 2007