Wag the dog

Pedja Mijatovic no pudo conciliar el sueño hasta las siete de la madrugada. El fiasco de Múnich le tenía martirizado. El fracaso de Capello es su fracaso y él lo asume con la mentalidad guerrera y combativa del pueblo montenegrino. “¿Cómo puedo lograr que el madridismo me vea de nuevo como el héroe de la Séptima y no como el chiflado que nos trajo al tal Capello?”. Eso debió preguntarse entre bostezo y bostezo. Yo me sé la respuesta. Y él, también. Traerse a Etoo al Madrid. La memoria es frágil en el fútbol. Tanto como para olvidar que Mijatovic llevó al crack camerunés al Barça cuando Florentino le dijo que se fuese con su joya africana a otra parte. Etoo es blanco y lo saben todos sus íntimos. Por eso no ha tenido reparo en destapar la farsa que se vivía en ese vestuario que nos vendían como si fuese Alicia en el país de las maravillas cuando en realidad es Monster House. Pedja ya le ha tirado el guante. Samu, prudente, se limita a decir en privado: “Si me podéis sacar de aquí, ojalá…”. Tiempo al tiempo. El regreso del hijo pródigo al Bernabéu abriría una nueva era. El ciclo Etoo…

[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “Wag the dog”
  1. Javi 9 Marzo, 2007
  2. McCarran 9 Marzo, 2007
  3. Tom-Baker 9 Marzo, 2007
  4. McCarran 9 Marzo, 2007
  5. Tom-Baker 9 Marzo, 2007