Cerrar un montón de bocas

Al margen de ganar partidos, lo que mejor ha hecho el Madrid, Madrid y su gente, desde la junta hasta los medios de comunicación (los dos periódicos deportivos rivalizan en amores blancos), es crear el clímax ideal para que el equipo se creyese, no solo candidato, sino incluso campeón. Desde que Mijatovic protestó por los arbitrajes, los comités le perdonan la tarjeta a Beckham, el cuarto árbitro contribuye a la expulsión de los rivales y el Madrid deja de perder. El Barça ha de aprovechar esa escenografía para sentar cátedra y demostrar que es el campeón. Tiene una oportunidad única de cerrar un montón de bocas. Dejar al Madrid un año más en blanco acabaría, de golpe, con toda esa parafernalia. La última cena en el Txistu sería para buscar presidente. De nuevo.

[Emilio Pérez de Rozas, lecciones de periodismo, en El Periódico]
6 comentarios (por ahora) en “Cerrar un montón de bocas”
  1. rapsodos 8 mayo, 2007
  2. JoseCR 8 mayo, 2007
  3. NoComproPrensa 8 mayo, 2007
  4. rapsodos 8 mayo, 2007
  5. NoComproPrensa 8 mayo, 2007
  6. hetar 8 mayo, 2007