Turienzos y pérezburrulles

Robinho, al celebrar su gol, incomodó a su señoría arbitral: se quitó la camiseta y se abrazó a un espectador. Tenía una tarjeta previa, por protesta. Fue expulsado sin la menor indulgencia. Para suerte del Madrid, muy poquito después un linier picajoso vio cómo Ocio le metía un cate a Diarra a la espera de una falta, avisó a Pérez Burrull y se restableció la paridad. Si no, el Madrid hubiera pasado las de Caín. ¡Ay los árbitros! Antes de todo eso Pérez Burrull había negado un penalti clamoroso sobre Sergio Ramos, que va en la foto de arriba. Y el linier chivato se había chivado ya de un suplente del Sevilla, Luis Fabiano, que debió de decir algo en la banda y fue expulsado. ¡Qué cruz de arbitrajes en una Liga capaz de soltar partidos así! Pero lo que deja el partido es a un Madrid en ritmo de persecución, a la espera de un solo empate del Barça, que le bastaría si es que sigue siendo capaz de ganar todos los partidos, ‘turienzos’ y ‘pérezburrulles’ mediantes.

[Alfredo Relaño en As]

Artículos Relacionados

11 comentarios (por ahora) en “Turienzos y pérezburrulles”
  1. santote 7 mayo, 2007
  2. Doctor Broms 7 mayo, 2007
  3. Capitán (tan) Argento 7 mayo, 2007
  4. Doctor Broms 7 mayo, 2007
  5. Louis 7 mayo, 2007
  6. rapsodos 7 mayo, 2007
  7. Francis 7 mayo, 2007
  8. Salva M. 7 mayo, 2007
  9. marcianko 7 mayo, 2007
  10. santote 7 mayo, 2007
  11. santote 7 mayo, 2007