Este ‘artículo’ sí que es cutre

No me gusta nada cómo caza la perrita. No sé, veo al Real Madrid y me da pena. Veo a Casillas que sigue flipando y me preocupa. Veo a Pepe metiéndose un gol en propia puerta y alucino. Veo a Guti, que sigue siendo la gran esperanza merengue y tiemblo. Veo a Balboa, Granero y Soldado y pienso en Giovani dos Santos, Bojan y Messi y me echo a llorar. Veo a Salgado soltando un lapo sobre el césped de Riazor y pidiendo más cojones a los suyos tras salvar otro gol de Riki y siento un cosquilleo en el cuerpo que me asusta. Veo a Schuster, apoyado en el tejadillo del banquillo de A Coruña, simulando desesperación, y me da una penita que no les cuento. Veo a Calderón felicitando a Lendoiro y creo estar viendo una película de terror.

Porque es terror lo que me infunde este Real Madrid. Terror del malo, del de Santiago Segura no el de los hermanos Coen. Porque, no nos engañemos, el Madrid está como estaba cuando fue goleado, el pasado año, por el Getafe (nota del editor: Pérez de Rozas debe de referirse al 1-0 del Coliseum Alfonso Pérez). Como cuando ganaba los partidos en el minuto 90. Así se clasificó para la final del Teresa Herrera. Está echo (sic) unos zorros, con sus periodistas de guardia todo el día y las portadas de sus periódicos pidiendo a gritos, exigiendo que su presidente –porque es suyo, lo pusieron ellos y, aunque lo intentaron, no han podido quitarlo—y Mijatovic cumplan algunas de las promesas que llevan años haciendo: Kaká, Cesc y Robben.

Pero fue ese Madrid y no otro el que se llevó la Liga el pasado año. Y eso es lo que me hace flipar. Que mientras el Barça está ganando dos millones de euros por partido, medio de vacaciones, en Asia, llenando los aeropuertos, las calles de Pekín y los estadios, haciendo patria, vendiendo o comprando imagen, haciendo amigos, luciendo UNICEF, tipito y estrellas, el Madrid solo logra arrastrar unos pocos cientos de espectadores a Riazor, cobra poco más de un millón de euros (si los cobra) y afronta mañana su primer gran reto de la temporada, la Supercopa ante el Sevilla, con lo puesto. ¡Pero es con eso con lo que se llevo la Liga en junio! ¡con cuatro cañas y mucho coraje!

No sé ustedes, pero yo (y eso lo aprendí a hierro candente el año pasado) no pienso hacer ni una broma sobre esta ‘casa blanca’ tan gris, sobre este proyecto postcapello (al que supongo rompiéndose la mandíbula en Marbella) tan cutre, sobre este equipo en el que no me llama la atención nadie, sobre una plantilla de la que no ficharía a nadie y un entrenador al que, me temo, han engañado bastante después de hacerle pagar, de su bolsillo, la clausula que le liberaba de su paraíso.

Es decir, van a volver a ganar la Liga. En la última jornada, en el último partido, en el último minuto, en el último segundo, con la mano.

[Emilio Pérez de Rozas, periodista de guardia, en Sport]
14 comentarios (por ahora) en “Este ‘artículo’ sí que es cutre”
  1. Sergio 11 Agosto, 2007
  2. Jimmy 11 Agosto, 2007
  3. Jimmy 11 Agosto, 2007
  4. Periko 11 Agosto, 2007
  5. Sergio 11 Agosto, 2007
  6. jorge 11 Agosto, 2007
  7. Capitán (tan) Argento 11 Agosto, 2007
  8. Timotín 11 Agosto, 2007
  9. Louis 11 Agosto, 2007
  10. Mourinho 11 Agosto, 2007
  11. alex delaunay 12 Agosto, 2007
  12. santote 12 Agosto, 2007
  13. santote 12 Agosto, 2007
  14. jorge 12 Agosto, 2007