Casanobas

Hacía tiempo que no leía un texto (y no digamos ya un texto de periódico) con tantas faltas gramaticales y ortográficas como la columna de hoy de Josep Maria Casanovas. Terrorífico.

Laporta jugo anoche su partido mas importante, el de la credibilidad. Después de una temporada de fracasos se enfrentó a la afición barcelonista y a la opinión público. De entrada hizo una confesión que ya reflejaba su bajo estado de ánimo, “busco fuerzas para no hundirme”, consciente de que el marcador del barcelonismo lo tiene en contra. Serio, a la defensiva, poco locuaz en contra de su norma, el presidente del Barça estuvo poco convincente cuando hablo del pasado para crecerse cuando habó de futuro, concretamente del fichaje de Guardiola. Si alguien esperara que explicara a fondo las causas del fracaso, se quedo con las ganas. No quiso criticar nadie y hasta acabó defendiendo a Ronaldinho como si nada de malo hubiese sucedido. Asumió la parte de culpa que le toca y pidió perdón cuando le sacaron imágenes de su discurso ante las peñas y de su comportamiento en el palco del Manchester. Con cara de disgusto dijo que no se reconocía en aquellas imágenes de dos episodios nefastos. Laporta dio la cara pero tenemos la sensación de que convenció a pocos.

En la segunda parte de la entrevista, Laporta se creció y se mostró mas seguro de si mismo aunque se fue por las ramas cuando le preguntaron por Mourinho y contesto por Guardiola. A Rijkaard lo puso por las nubes y de Beguiristain se limitó a decir que lo había hecho lo mejor que podía. Cuando estuvo mas rotundo fue a preguntas directas de Xavi Torres sobre algunos temas conflictivos. La palabra NO salió varias veces de su boca. Tomen nota de todas sus negativas. No cobra Cruyff. No cree que Rosell pueda ser un buen presidente. No se ha ido de juerga con los jugadores. No piensa dimitir. No piensa dedicarse a la política. No le gusta la moción de censura pero la acepta. El presidente del Barça intento estar siempre muy comedido, consciente de que le analizarían con lupa y que tiene mas detractores que amigos. En ningún momento quiso analizar las causas del fracaso deportivo, de la misma manera en que tampoco anunció ningún fichaje.

Laporta paso el examen convencido que las malas notas de la temporada le impedirían salir triunfante de la entrevista. Reconoció sus errores con la boca pequeña, intento demostrar que hay una campaña en marcha para desprestigiarle y hundirle, negó que existieran gastos sin justificar en el club y reconoció que habrá una renovación a fondo de la plantilla. Paso por encima de los temas importantes sin querer criticar a nadie, fue mas un maquillaje que una confesión a fondo. Sus ojos solo brillaron cuando habló de Pep Guardiola con la fe de los que quieren transmitir buenas noticias. Los temas de juzgados le disgustan pero los encaja, la moción de censura comienza a preocuparle a la vista de que pueden conseguir las firmas necesarias para someterlo a referéndum. En definitiva, fue un Laporta mesurado, convencido de que tenía mucho que perder y poco a ganar, se mordió varias veces la lengua y su único objetivo era recuperar el terreno perdido.

Artículos Relacionados

19 comentarios (por ahora) en “Casanobas”
  1. McKormick 19 Mayo, 2008
  2. chino 19 Mayo, 2008
  3. Alvaropmr 19 Mayo, 2008
  4. rantanplan 19 Mayo, 2008
  5. ayr29 19 Mayo, 2008
  6. emedepan 19 Mayo, 2008
  7. Albex 19 Mayo, 2008
  8. chino 19 Mayo, 2008
  9. Kseli 19 Mayo, 2008
  10. Antonio Luis 19 Mayo, 2008
  11. Kazetari 19 Mayo, 2008
  12. Kinkanom 19 Mayo, 2008
  13. Luigi 9 20 Mayo, 2008
  14. Luigi 9 20 Mayo, 2008
  15. Luigi 9 20 Mayo, 2008
  16. kasco+rico 20 Mayo, 2008
  17. Antonio Luis 20 Mayo, 2008
  18. Juan Carlos 20 Mayo, 2008
  19. kasco+rico 20 Mayo, 2008