Los rancios no marcan tendencia

La diferencia entre el Barça y el Madrid está en que el primero se asienta sobre un proyecto organizado y aplaudido unánimemente y el otro no tiene patrón al que agarrarse salvo el resultadista 1-0. Mientras el público del Barça hace la ola en el Camp Nou y se prepara para saborear la cosecha del trabajo de Guardiola, el Bernabéu asiste perplejo ante el estilo barriobajero mostrado por Heinze y Cannavaro, dando caza y captura al racinguista Pereira con total impunidad arbitral. A falta de pelear por el título, algunos jugadores se pierden en impresentables cacerías, como la ocurrida con Messi en el debut de Juande. Dos estéticas distintas. Una exportable, otra rancia. El Barça ha tanteado a Ribéry y el Madrid pide prestado a otro francés al West Ham, Faubert, donde no era ni titular. El Barça marca tendencia.

[J.M. Artells, rancio y barriobajero, en Mundo Deportivo]
17 comentarios (por ahora) en “Los rancios no marcan tendencia”
  1. Vaylon 11 Febrero, 2009
  2. JEYR 11 Febrero, 2009
  3. Vaylon 11 Febrero, 2009
  4. dieguitoalias 11 Febrero, 2009
  5. Vega 11 Febrero, 2009
  6. Javier 11 Febrero, 2009
  7. HombreRevenido 11 Febrero, 2009
  8. Gorka Sillero 12 Febrero, 2009
  9. Tapanez 12 Febrero, 2009
  10. subjetivo 12 Febrero, 2009
  11. juego_limpio 12 Febrero, 2009
  12. Javier 12 Febrero, 2009
  13. Juan 12 Febrero, 2009
  14. JoseCR 12 Febrero, 2009
  15. juego_limpio 13 Febrero, 2009
  16. Marcos 13 Febrero, 2009
  17. Javier 14 Febrero, 2009