Inda también llega tarde al Villarato

Ya hemos comentado más de una vez por aquí que Eduardo Inda llegó tarde a la invención del concepto cagómetro, y hubo de idear (?) un término equivalente: “canguelo”, se llamó el hallazgo. No es el único invento relañista al que el director de Marca ha llegado tarde. También el Villarato le ha cogido con el pie cambiado. E incluso el Platinato. Menudo plagio.

He intentado sintetizar la columna de hoy al máximo y apenas he podido. Es un disparate tan absoluto, un dislate de tan gigantescas proporciones, que hay que paladearlo casi en su integridad. Sólo así se pueden degustar las sutilezas del lenguaje made in Inda o, como en este caso, comprobar cómo es capaz de afirmar reiteradamente una cosa y su contraria. Hay que leerlo para creerlo. Ahí va.

Desde niño he admirado a los árbitros porque son de largo la parte más débil de este fortísimo negocio-espectáculo-deporte que es el fútbol. A los que pierden siempre les queda ese tan facilón como españolísimo recurso que es echarle la culpa al de al lao. No conozco un solo personaje made in Spain que se eche al coleto los errores propios. Siempre hay, cerca o lejos, alguien al que endiñarle el marrón. Ese “a mí que me registren que yo no he sido” es moneda de uso corriente en el balompié patrio porque sistemáticamente habrá un trencilla que hará las veces de parapeto, de muro o de punching-ball.

Los excelentemente remunerados árbitros de Primera, que cobran más que un ejecutivo de una compañía de postín, están donde están por haber sorteado un vía crucis de tres pares de narices. Llegar vivo y coleando a la cumbre no es fácil. En la Liga de las Estrellas no hay problema porque van más escoltados que un señor ministro, vamos, que no hay dios que les tosa. Pero antes de tocar la gloria con los dedos de la mano se han jugado el pescuezo en campos de mala muerte en los que lo mejor que les pudo ocurrir es que les llamasen “¡hijo de puta!”, lo peor que les dieran una paliza, siendo ese punto medio en el que en este caso no está la virtud el que les apedreasen.

Está de más explicarles por qué no me habrán visto a la cabeza de ninguna o casi ninguna manifestación antiarbitral. Y que nadie vea en la columna que está leyendo, querido lector, un alegato contra esos señores de negro que se ven obligados a juzgar un espectáculo, un deporte y un business del siglo XXI con recursos de cuando la mili se hacía con lanza. Porque los culpables de la que se está liando en el Everest de la tabla de Primera División no son los colegiados sino los barandas de los colegiados, es decir, el Comité Nacional y por extensión la Federación Española de Fútbol.

Creo firmemente en la honradez de los señores de negro. Que ovejas negras, haylas, es verdad, haylas, pero como en el gremio de los futbolistas, en el de los periodistas, en el de los presidentes peloteros y no peloteros, en el de los abogados, en el de los empresarios, en el de los albañiles y no digamos ya en el de los políticos. Lo que viene sucediendo de un tiempo a esta parte con el Fútbol Club Barcelona, sistemáticamente favorecido por el error judicial, no es fruto del voluntarismo o del capricho del colegiado de turno. No. Es más bien la consecuencia de una tendencia. Alta política que apostillaría un redicho.

¿Y cuál es la tendencia? […] Las relaciones del antiespañolista presidente culé con la Española son tan excelentes como deficientes las que mantiene Ángel María Villar con el Real Madrid de Florentino Pérez desde tiempo ha. El indiscutiblemente honrado Txulen Villar está a partir un piñón con el todavía gerifalte azulgrana como lo estaba y lo está con el robaasambleas Ramón Calderón.

[…] Los árbitros patrios, que se encuentran entre los mejores del mundo, tienen incrustada en su ADN aquella máxima que José María García elevó a la categoría de dogma: “En caso de duda, no se pita”. Pero con el laportiano Barça parece como si la costumbre se hubiera invertido: en caso de duda a favor, se saca el pito; y en caso de duda en contra, se guarda bajo cuatro llaves. Ojo al dato porque los de Guardiola son segundos en La Otra Liga de MARCA, con cuatro puntos extras que les llovieron del cielo.

[…] Vencieron en Málaga porque la justicia arbitral fue injusta con alevosía, premeditación y nocturnidad, […] les regalaron dos puntos frente al Espanyol tras un penalti inexistente que sólo vio Iturralde ¿quién si no? y qué decirles de lo del sábado. Que el gran José Manuel Llaneza tenía más razón que un santo cuando se quejó del expolio del Camp Nou. “Lo de los penaltis apuntó no sé si más resignado o cabreado no tiene explicación lógica”. O a lo mejor, admirado consejero delegado, la cosa tiene más tintes racionales que los que dos mentes bienpensadas [sic] como tú y como yo elucubramos.

Que el Barça fue un justísimo campeón la temporada pasada nadie lo duda. […] Lo cual no quita para recordar el maná que en forma de ayuditas arbitrales recibieron […]. Todo ello por no hablar del atraco de guante negro de Stamford Bridge, partido en el cual el ínclito Tom Henning ejerció sin tapujos de jugador número 12 blaugrana perdonándole dos penaltis de libro al visitante. De algo tenían que servir las excepcionales relaciones del presidente Laporta con una cúpula de la UEFA a la cual visita y lisonjea con la frecuencia de un diplomático y con la efectividad del presidente de una multinacional.

[…] Hasta donde yo sé los árbitros de Primera no se venden ni se compran. Son gente, por lo general, muy competente y extraordinariamente profesional que vive con el ascetismo de un monje y se prepara con el rigor de un deportista de élite. Tengo esto tan claro como que no hay consignas strictu sensu pero sí recaditos del tipo “cuidado con este equipo”, “con éstos ni una broma”, “tened en cuenta quiénes son”, etecé, etecé, etecé. Y ya se sabe: a buen entendedor… Es evidente que el Real Madrid figura entre los agraciados históricamente veáse el Gurucetazo de hace 35 años pero de un tiempo a esta parte está a años luz de un Barcelona que es de alguna manera el equipo del régimen, de El Sistema. Argumentaban los clásicos que la Justicia es dar a cada uno lo suyo. Ateniéndonos a estos parámetros, cabe deducir que esta Liga es de momento y hasta nueva orden una incipiente injusticia. Yo no afirmo que la competición esté adulterada pero, como la mujer del César, El Sistema futbolístico español no sólo ha de ser honrado sino que además debe parecerlo. Más que nada, porque las cosas normalmente son como parecen.

Artículos Relacionados

49 comentarios (por ahora) en “Inda también llega tarde al Villarato”
  1. MikelodeoN 5 Enero, 2010
  2. morri 5 Enero, 2010
  3. cityground 5 Enero, 2010
  4. Juanki 5 Enero, 2010
  5. andyhead 5 Enero, 2010
  6. Madridista 5 Enero, 2010
  7. Baal 5 Enero, 2010
  8. Warletorix 5 Enero, 2010
  9. Mantoviejo 5 Enero, 2010
  10. Timotín 5 Enero, 2010
  11. Jon 5 Enero, 2010
  12. Mantoviejo 5 Enero, 2010
  13. Migüel 5 Enero, 2010
  14. kolicomix_05 5 Enero, 2010
  15. Givodán 5 Enero, 2010
  16. Givodán 5 Enero, 2010
  17. Desierto Polaco 5 Enero, 2010
  18. Maese Threepwood 5 Enero, 2010
  19. flipato 5 Enero, 2010
  20. flipato 5 Enero, 2010
  21. ReyAstur 5 Enero, 2010
  22. Guillermo 5 Enero, 2010
  23. Jose Joaquin 5 Enero, 2010
  24. Alex F 5 Enero, 2010
  25. Jose Joaquin 5 Enero, 2010
  26. mquc 5 Enero, 2010
  27. xtaoth 5 Enero, 2010
  28. Reverendny 5 Enero, 2010
  29. David 5 Enero, 2010
  30. Nacho 5 Enero, 2010
  31. Marcelino Sarrasqueta 5 Enero, 2010
  32. David 5 Enero, 2010
  33. Sergio Bencomo 5 Enero, 2010
  34. Kevin F. Raptor 5 Enero, 2010
  35. Daniel 5 Enero, 2010
  36. Baal 5 Enero, 2010
  37. kalakahua 5 Enero, 2010
  38. Sci-Fi Rino 5 Enero, 2010
  39. pere 5 Enero, 2010
  40. MARVIN 5 Enero, 2010
  41. Javi G.R. 5 Enero, 2010
  42. MARVIN 5 Enero, 2010
  43. Full Norbert 5 Enero, 2010
  44. Nacho 5 Enero, 2010
  45. Alex F 5 Enero, 2010
  46. Marcelino Sarrasqueta 5 Enero, 2010
  47. MARVIN 5 Enero, 2010
  48. blackholesinmymind 6 Enero, 2010
  49. Dr. Bacteri 7 Enero, 2010