Una rueda de prensa sin periodistas

Este viernes fue suspendida en Lezama la conferencia de prensa del entrenador del Athletic femenino, Joseba Agirre, en vísperas de un partido crucial contra el Atlético en la lucha por el título. Ningún periodista acudió, tal y como aireó el club a través de Twitter para escarnio de la profesión. El mensaje encontró un gran eco de inmediato, despertó muchos comentarios y fue retuiteado por cientos de usuarios. Las chicas del Athletic serían auténticas celebridades si todos los tuits sobre su equipo se compartieran con idéntico fervor.

El tuit originó las lecturas esperadas: “Los periodistas no han ido porque están todos en Milán”; “estarán más pendientes del corte de pelo de Cristiano Ronaldo”; “esto no interesa, qué vergüenza”… Cierto, pero demasiado simple.

A todas estas vestiduras rasgadas habría que añadirles un detalle: los medios de comunicación se desangran. Los ingresos menguan y las plantillas adelgazan. Las redacciones se vacían y no porque los periodistas estén en la calle buscándose la vida, sino en la calle a secas. Todo ello, mientras tres o cuatro gurús se hacen de oro y pregonan la edad de oro de la prensa deportiva.

Y los lectores, que se han acostumbrado a no pagar por nada (entre otras cosas, porque los medios no han sabido ofrecerles casi nada por lo que merezca la pena pagar), exigen no ya información completa y de calidad sobre los temas que les interesan, sino también sobre los que no. Porque hoy en día cualquier usuario puede no ya criticar a un medio sino hasta exigirle simplemente leyendo su Twitter; sin necesidad no ya de haberse dejado un solo céntimo sino de ser siquiera lector habitual de esa cabecera.

Los medios tienen la fea costumbre de mirar sólo a corto plazo, vuelcan todos sus esfuerzos en aquello que puede atraer grandes audiencias y desprecian por lo general el deporte minoritario. Me resulta increíble que en todo Bilbao no hubiera un solo reportero pendiente de lo que pudiera decir el entrenador del equipo líder en vísperas de un partido trascendental, pero no podemos quedarnos ahí. Tampoco se trata de culpar a los lectores por no hacer click en las declaraciones de Joseba Agirre, pero sí al menos preguntarles en calidad de qué exigen ellos a los medios (exceptuando los públicos) tal o cuál cobertura.

Bonus track: Antonio Villarreal: ‘Los lectores que nos merecemos

3 comentarios (por ahora) en “Una rueda de prensa sin periodistas”
  1. Leon 28 mayo, 2016
  2. Ricardo García Salinas 28 mayo, 2016
  3. TXIN 28 mayo, 2016