Leer y no dudar

¿Qué significa el cántico “Así, así, así gana el Madrid”? Coreado en el Paseo de la Castellana, a la altura de la calle de Concha Espina, implica que el equipo ha logrado una gran victoria, quizá abultada, tal vez épica. En boca de un antimadridista, en cambio, supone que el árbitro ha contribuido a la victoria blanca con un buen empujón.

Esta obviedad viene a cuento de un tuit que ha escrito Antoni Daimiel, que esta temporada dirige y presenta el histórico programa ‘El día después’, tras conocerse que la Audiencia Nacional reabre el ‘Caso Neymar’: “Han esperado a que se lesionara Messi”.

De labios de Daimiel, uno de los periodistas más respetados y respetables que se le vienen a uno a la cabeza, ese tuit sólo puede ser una ironía. De hecho, como se vio obligado a aclarar después, lo era. Ironía y redes sociales no mezclan bien, y cuanto mayor es la audiencia, mayor es la posibilidad de que algo se malinterprete. “Faltan emoticonos para acompañar y aclarar tuits que son irónicos, en broma, etc… Emoticonos de fabricación española”, añadió Daimiel.

Comprensión lectora al margen, hay otro factor que explica las iracundas reacciones al tuit de Daimiel, al que llamaron de todo y por su orden: nos hemos acostumbrado a leer burradas de ese calibre, y aún mayores, con pretensión bien distinta. Y lo que en boca de un periodista racional sólo puede ser un chascarrillo adquiere rango de reportaje de denuncia cuando sale del teclado de un ultra. Es el caso de Joan Poquí, que hace meses ‘desvelaba’ en ‘Mundo Deportivo’ que la Audiencia Nacional y la Fiscalía acompasan sus actividades para tapar los éxitos del Barça. Y este, a diferencia de Daimiel, lo decía en serio, por más que el resultado sólo invitase a la risa. “Las extrañas coincidencias del caso Neymar“, se titulaba, también con su cuota de ironía. Según esta peculiar teoría, el juez Pablo Ruz actúa en función de cómo acabe el City-Barça de Champions, y que una querella siga su curso o no es la reacción a un 3-0 al Málaga en el Camp Nou.

El propio Daimiel dio la clave un poco más tarde: “En realidad no hay que culpar al no periodista. Han consumido durante años tal nivel de análisis que creen que un periodista normal pueda pensar y considerar que la Audiencia Nacional reabra un caso porque un jugador se lesione. Creen que es posible. Y lo leen y no dudan”.

Actualización: ¿Cómo no van a dudar si hoy, tres días después, todo un director adjunto de ‘Mundo Deportivo’ como Josep M. Artells publica esta joyita?

Qué casualidad que a los dos días de caer Messi lesionado, una magistrada decidiera revocar la decisión de un juez para rescatar el ya juzgado caso DIS y ponerlo en la Audiencia Nacional. Neymar vuelve a estar imputado y por lo tanto sigue en el foco mediático. Faltaría más.

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “Leer y no dudar”
  1. Sergio 24 septiembre, 2016
    • Sonsistem 25 septiembre, 2016
  2. Alberto 25 septiembre, 2016
  3. automarginao 25 septiembre, 2016
  4. Leon 25 septiembre, 2016