Que nos quiten lo ‘clicao’

Asistimos desde hace tiempo en nuestros medios a la normalización de la exageración, cuando no de la mentira. “¡Vaya novedad!”, me responderán ustedes. Sí que hay novedad: ahora, las trolas 2.0 quedan al descubierto en cuestión de segundos. Si antes desnudar las miserias de un medio implicaba, por ejemplo, contrastar su información con la de otro, el desengaño ahora es instantáneo: lo que tarda la ‘noticia’ en cargar en nuestra pantalla. Se podría celebrar que nos ahorren tiempo y esfuerzo en descubrir sus tomaduras de pelo, de no ser porque, en el fondo, están minando no sólo su credibilidad, sino la de los medios que no incurren en estas triquiñuelas y las de toda una industria ya de por sí muy desgastada.

Leemos en ‘Mundo Deportivo’, por ejemplo, que Mascherano está “desolado” por conocer el alcance de su lesión. ¿Habrá dicho adiós a la temporada? Hacemos clic y leemos que el bravo ‘Jefecito’ estará “dos o tres semanas de baja”. En el cuerpo de la noticia, la desolación del titular se ha quedado en que el jugador está “tocado anímicamente”. ¡Pero que nos quiten lo “clicao”!

Hay ejemplos a patadas; cada día, cada hora. El martes por la noche leíamos en ‘Sport’ que el programa ‘Estudio Estadio’ había “atacado” a Gil Manzano, el árbitro de la semifinal Barcelona – Atlético. Un ataque que consistía en preguntar a sus espectadores si había sido decisivo en la eliminatoria. No será aquí donde defendamos el enfoque de las encuestas de ese programa (de hecho, aquí mismo se han criticado) pero no parece que algo así se pueda denominar “ataque”, y menos aún en un medio como ‘Sport’, acostumbrado a colgar del palo mayor a los colegiados que perjudican al Barça o benefician al Real Madrid.

En este mismo medio podíamos leer esta semana acerca del “provocador’ mensaje de Sergio Ramos antes del Barça-Atlético”, consistente en que el capitán blanco había subido a Instagram una foto suya junto al trofeo de la Champions League.

👍 Ganas de fútbol. / Looking forward to some football. 👍 #HalaMadrid

Una foto publicada por Sergio Ramos (@sr4oficial) el

Hasta el lector más tonto va a entender, no a mucho tardar, que la desolación, los ataques y las provocaciones de los titulares son el único recurso que los medios han encontrado para tratar de que les cuadren los números (y ni por esas). Antes se trataba de vender un periódico al día. Ahora para cumplir objetivos hay que generar miles de clics por minuto, y durante cada uno de los 1.440 minutos que tiene el día, siete días por semana, 52 semanas al año, haya noticias o no, se tenga o no se tenga talento para contarlas. Y a falta de noticias y de talento, bueno es mentir, exagerar o escandalizar, elevar lo intrascendente a noticia ‘de alcance’. Clics para hoy, la nada para mañana.

Artículos Relacionados

5 comentarios (por ahora) en “Que nos quiten lo ‘clicao’”
  1. Javi 9 Febrero, 2017
  2. Lucas 9 Febrero, 2017
  3. ale 10 Febrero, 2017
    • Rafa 11 Febrero, 2017
  4. raysteal 13 Febrero, 2017