El talonario, el talonario…

“¡Fichajes ya!”, exige este lunes la portada del diario ‘Sport’ tras la derrota (1-3) del Barça en la ida de la Supercopa contra el Real Madrid.

Sí, es el mismo diario que, cinco años atrás, acusaba al Real Madrid de gastarse 42 millones en Luka Modric “para tapar vergüenzas” a finales de agosto. Justo lo que pretende ahora que haga el Barça, pero gastando cinco veces más.

“¡Que vengan ya los buenos fichajes!”, exclama también en su columna uno de los grandes ideólogos de ‘Sport’, Lluís Mascaró. Él, un firme defensor de la cantera no mucho tiempo atrás, de repente se nos ha echado en brazos del capital. “Que vengan Coutinho, Dembélé y quien haga falta”, suplica Mascaró; el mismo que presumía de que “la filosofía del club blaugrana y, sobre todo, la de Guardiola, representa la antítesis del ‘tirar de talonario’ que personifica Florentino Pérez“.

Al parecer, a Mascaró ya no se le pasa por la cabeza criticar al Barça por fichar a Paulinho para poner la titularidad aún más difícil a Sergi Roberto, ni pedir minutos para jóvenes como Samper y Aleñá. Ahora resulta que no queda otra que fundir 200 kilos: “Lo intentó Valverde con Deulofeu primero y con Denis Suárez después. Pero la diferencia es tan grande que no hay más remedio que gastarse el dinero en Dembélé. El extremo francés es la única alternativa válida en estos momentos”.

Desde luego, el Barça necesita reforzarse y hará bien en hacerlo. Pero… ¿en qué momento dejó de ser una vulgaridad lo de tirar de talonario?

Artículos Relacionados