Artículos sobre Canguelo

Esto es todo, marquistas

Hoy es el último día de Eduardo Inda en Marca. Se va por la puerta grande (?), con una nueva y originalísima reedición de su gran aportación al periodismo deportivo español: el “canguelo”.

Nunca te olvidaremos, Eduardo. Adiós, marquista.

El canguelo nunca muere

“Todo el mundo se equivoca alguna vez. La diferencia es que, mientras que algunos aprenden de los errores, otros son incapaces de detectarlos y se recrean en su propia mediocridad”.

Así contábamos en esta humilde libreta, el pasado 18 de abril, el primer regreso del canguelo. Poco podemos añadir hoy, día de la segunda resurrección, cuya principal novedad es el enésimo juego de palabras del diario ‘Mourca’. Si Inda quería vender hoy más periódicos, lo habrá conseguido: le harán falta a Guardiola unos cuantos ejemplares para empapelar el vestuario del Barça con esa portada. Eso, al menos, es lo que yo haría si estuviera en su lugar.

Canguelo is back

Todo el mundo se equivoca alguna vez. La diferencia es que, mientras que algunos aprenden de los errores, otros son incapaces de detectarlos y se recrean en su propia mediocridad.

Eduardo Inda lo ha vuelto a hacer. Hace un año, se convirtió en el hazmerreír del periodismo deportivo nacional con una de las campañas más lamentables que vieron los tiempos, como diría él mismo en su no menos infumable videoblog. El “canguelo”, o sea, la copia barata (sí, aún más barata) del “cagómetro” de As, ocupó portadas y más portadas de Marca. Inda buscó la confrontación abierta con el Barça y obtuvo dos brillantes resultados: el triplete de los supuestamente aterrados azulgranas y el descrédito absoluto de su periódico.

Seguir leyendo »

El canguelo ha muerto

Entiendo que debe de ser bastante vergonzoso pasar nueve meses alimentando negras conspiraciones para que, de golpe y porrazo, la cruda realidad (léase 2-6) te ponga en tu sitio. En ese caso, cuando la cara de tonto te llega al suelo, tienes varias opciones.

La primera, bajarte del burro y reconocer: “Señores, todo esto no era más que una milonga para tener a nuestros lectores contentos. Disculpen las molestias”. Evidentemente, no es el caso.

La segunda, hacer alguna concesión, como la de Alfredo Relaño en su columna de hoy en As: “Así sólo se juega al fútbol en el paraíso”. Muy poético, pero incompleto.

La tercera, huir hacia adelante y sostener que, de no ser por el árbitro, el Barça hubiera salido derrotado del Bernabéu. Demasiado heavy.

La cuarta, ajustar cuentas pendientes. Esta es la vía elegida por Marca, al que no se le ocurre mejor argumento que cargar las culpas de la histórica goleada de anoche a Mijatovic, Nanín y Calderón. Mañana, imaginamos, le pedirán a Florentino que renueve a Juande Ramos, que para eso es amigo de la casa. [Click en la portada para ampliar]

Pero no acaba ahí el ventajismo. Ahora resulta que, de repente, el Barça es “el mejor equipo del mundo”. Han debido de llegar a esta conclusión tras comprobar que, contrariamente a lo previsto, el equipo de Guardiola no ha pagado el “canguelo”. ¿De verdad pensaban que el Barça iba a venirse abajo por publicar esa estupidez día sí y día también en portada? ¿Se habrán dado cuenta por fin del ridículo que han hecho?

Por último, ardo en deseos (es un decir) de leer el artículo de Eduardo Inda anunciado en portada. Lleva por título “¿Cuántos blancos serían titulares en el Barça?”. También muy oportuno. Si tan claro lo tiene, podía haberlo escrito antes. Sólo con leer el titular, ¿a que suena a alfombra roja para Florentino?