Artículos sobre Eduardo-Palacios

El galacticida

Sí señor, poniéndoselo fácil al árbitro.

Bernardino González Vázquez y el Real Madrid vuelven a cruzarse en el peor momento para el colegiado gallego. En 2005, el árbitro fue muy criticado por la entidad blanca a raíz de un encuentro con el Villarreal que acabó con victoria blanca. Pero, como ahora, el Real Madrid se quejaba de que González Vázquez había pitado siguiendo unas directrices para perjudicar al Real. Buena prueba de ello fue el texto que publicó la web del Real Madrid que bajo el título de ‘los siete pecados capitales de González Vázquez’ se decían cosas como “indignante e inaudita actuación del árbitro de Villar y Sánchez Arminio” e incluso se afirmaba que el orensano era un “reconocido barcelonista”. Pero no se acabaron ahí las críticas blancas a González Vázquez porque en octubre de ese mismo 2005, el Real movió toda su maquinaria para influenciarlo en el derbi madrileño, que él árbitro. El club entonces presidido por Florentino Pérez habló de mano negra y de una designación arbitral premeditada. Le salió bien al Real porque ganó al Atleti con polémica. Habrá que ver qué sucede esta tarde en Almería. [Eduardo Palacios/Mundo Deportivo]

Traidores en Chamartín

Bernd Schuster se siente traicionado. El técnico del Real Madrid podría perder la paciencia en cualquier momento, pero ha decidido aguantar el tipo y esperar hasta dónde es capaz de llegar el club que le paga. El ‘caso Sergio Ramos’ sigue coleando, y de qué manera en los despachos del Bernabéu. Schuster busca al ‘traidor’ a través del cual le llegó una información falsa, la de que el lateral había sido infiltrado en el encuentro entre España y Armenia, disputado el pasado día 10 en Albacete.

Ramos jugó todo aquel partido, pero se quedó fuera de la lista de convocados para el debut del Madrid en casa. “No puede estar con nosotros porque fue infiltrado con España”, afirmó muy malhumorado Schuster en la rueda de prensa previa al choque con el Numancia. A partir de esas palabras, tanto la Federación Española de Fútbol como el propio Vicente del Bosque desminitieron categóricamente que Ramos hubiera sido infiltrado. En la rueda de prensa posterior al encuentro, preguntado por este conflicto, Schuster se limitó a decir: “Yo no pienso decir quiénes son mis informadores”.

Desde ese momento, la medianoche, más o menos, el técnico quiso aclarar en el club si, además de darle una información falsa, había sido una información maliciosa. Schuster está convencido de esto último, así que sospecha que hay un traidor en el club, alguien que cumple órdenes para ponerle otro obstáculo en el camino. Puede que sea el último, aunque esto es complicado, aunque desde luego no ha sido el primero. El técnico está muy decepcionado con la política de fichajes del club a lo largo del verano. No le han traído a Cristiano Ronaldo, tampoco se ha atacado el llamado ‘Plan B’ y se ha dejado marchar sin contraprestación futbolística a Robinho.

La nada convincente victoria ante el Numancia le han propiciado a Schuster más motivos para la preocupación que para lo contrario. No le gusta casi nada de lo que está viendo. Salvo algunas excepciones, como las de Higuaín o Guti, ya duda del estado de forma del mismísimo Casillas, que ha firmado el peor arranque de temporada de sus 10 años en el club. En su opinión, Raúl y Van Nistelrooy están ‘tiesos’, y además la defensa le funciona muy mal (10 goles en los 4 primeros partidos oficiales)

[Eduardo Palacios en Mundo Deportivo]

Casillas ya no es un chico bueno

Iker Casillas se ha rebelado contra el Real Madrid y hasta ha lanzado un ultimátum al club. De lo que se entera uno leyendo ese diario de calidad llamado Mundo Deportivo. El Real Madrid explicó el 30 de mayo que sus internacionales, en caso de alcanzar la final de la Eurocopa, alargarían sus vacaciones y “no llegarían a pisar el verde de Austria”, en referencia a la concentración que el equipo llevará a cabo próximamente en aquel país. Afortunadamente, el ínclito Eduardo Palacios, en uno de sus habituales alardes de imaginación, desenmascara hoy esa perversa nota del club:

Los futbolistas brasileños no son los únicos que se declaran en rebeldía. También lo hacen los españoles y con fama de ‘chicos buenos’. Es el caso de Iker Casillas […] Se niega a iniciar la concentración de pretemporada con el Real Madrid en la fecha marcada por su club. En varias conversaciones telefónicas, Casillas ha llegado a dar un ultimátum a los mensajeros de Bernd Schuster, a los que les ha dejado claro que no se incorporará al ‘stage’ de Austria antes del día 26 o 27, si es que no alarga más sus vacaciones (el ‘stage’ en Irdning arranca el 21). […] El portero se siente muy fuerte en su club y sabe que será muy complicado que Schuster llegue a tomar algún tipo de represalias; mucho menos, la junta directiva, que sólo tiene ojos para Cristiano Ronaldo. No es éste último un asunto ligero para el guardameta, que aún está esperando que su presidente, tal y como prometió hace meses, le realice la primera consulta sobre la conveniencia de un fichaje de ese calibre. Ramón Calderón afirmó el pasado mes de abril que todo gran fichaje debería contar con el visto bueno de los capitanes. Casillas, tercer capitán del equipo, después de Raúl y Guti, no tienen ninguna noticia de su mandatario. De hecho, pese a que Schuster los quiere a todos allí para el día 21, es el propio Ramón Calderón el que intentará poner paños calientes al asunto, con el riesgo que eso conlleva con el técnico alemán.

PD – Gracias, Juan Carlos