Artículos sobre Pedja-Mijatovic

La incompetencia de Mijatovic

La carrera de Pedja Mijatovic en el mundo de la gestión deportiva está a punto de entrar en lo que parece una vía muerta. Su audacia, sin embargo, conserva la frescura de sus años de futbolista. Tras afirmar el domingo pasado que tiene contrato “hasta 2010″ en el puesto de director de fútbol del Madrid, se presentó ayer en la sesión de la foto oficial para figurar junto a Raúl y Di Stéfano entre los exponentes más representativos de la estabilidad institucional. [...] Pero la situación institucional del Madrid ha llegado al límite. Por culpa, entre otras cosas, de la incompetencia de Mijatovic para diseñar una plantilla fiable, el club se ha sumergido en una crisis que ha obligado a repetir la foto oficial. [...] Para la nueva foto sólo posaron los jugadores, el entrenador Juande Ramos, Di Stéfano y Mijatovic. En el club hay empleados que piensan que los masajistas y los utilleros quitan relumbrón a un asunto al que se pretende dotar de gran solemnidad. Mijatovic es de esta idea. [...] La segunda foto oficial de la temporada [fue] hecha sin presidente pero con un director deportivo sin más poder que el de elegir quién sale en el retrato y quién se queda fuera.

[Diego Torres en El País]

Víctimas de Mijatovic

El Madrid de Juande Ramos entusiasma de puertas para adentro. El trabajo del técnico manchego se percibe menos en las gradas que en la recuperación anímica del vestuario. Después de cinco victorias consecutivas, su juego carece del esplendor exigible a un equipo en el que se han invertido 300 millones de euros en dos años y medio. [...] La opinión que Schuster tenía de la plantilla no difiere de la de Juande. Ambos son víctimas de la política deportiva de Pedja Mijatovic.

[Diego Torres en El País]

El fantasma de Mijatovic

Con una prosa admirable y una cuidada ambientación, Diego Torres nos ofrece hoy en El País otro magnífico ejemplo de cómo vestir de información un mero ajuste de cuentas. Primero lo hizo con un subalterno, Carlos Bucero (el chófer ese que va diciendo que es licenciado en Derecho), y hoy apunta ya al jefe, Pedja Mijatovic, rebautizado como “el fantasma con el traje más caro del Bernabéu”. El final del artículo es de traca:

Mijatovic y Calderón comparten una misma flaqueza: vivieron la experiencia del poder con ansiedad. [...] A la espera de elecciones, el montenegrino anda como un desocupado, buscando quehaceres. Por lo visto, ya encontró uno: presionar al árbitro. Si el domingo pasado se presentó en el vestuario arbitral para discutir con Pérez Burrull antes del partido, hoy, con la visita del Depor, su objetivo puede ser Teixeira Vitienes.

Resulta curioso también que el departamento de Mijatovic lleve un año sin tener “ninguna influencia” en el club y, al mismo tiempo, sea el responsable del “mayor gasto en menos tiempo de la historia del fútbol” y uno de los factores que, según Torres, han llevado a Calderón a dimitir. Para no tener “ninguna influencia”, no está nada, pero que nada mal.

Churras con merinas

Las acusaciones de Mijatovic provocarían la carcajada si no fuera porque siempre hay alguien que se lo cree y que puede acabar haciendo una barbaridad en un estadio. La gente tiene muy recientes las imágenes de Montjuïc y en el Calderón.

[...] Pedja Mijatovic ha dado argumentos para que el Comité Antiviolencia tome cartas en el asunto pero será difícil que esta vía prospere si el Comité Técnico de Arbitros, la Liga de Fútbol Profesional o la propia Federación no eleva una protesta oficial. Aquí todos callan y los pocos que alzan la voz, como Joaquín Caparrós o sus futbolistas, prefieren olvidar y no echar más gasolina al fuego.

La actitud de Mijatovic y, por supuesto la de Schuster, no deberían pasarse por alto. Los cortes de manga del alemán al entrenador sevillano es un gesto tan grave como las declaraciones del montenegrino. [...] La imagen del Real Madrid ha salido muy dañada por culpa de dos señores que no practican el manido señorío blanco.

[...] Lo del domingo ante el Athletic es para mear y no echar gota. [...] Es posible que Pedja Mijatovic no actuara por sí mismo sino al dictado de su jefe, un Ramón Calderón que cada día que pasa demuestra estar un poco más lejos de la reelección en la presidencia del club blanco. La política de fichajes de nuevo ha sido un desastre con nuevas promeses inclumplidas, el equipo no despierta pasiones en el Bernabéu, sólo pitos, el presidente acumula denuncias por supuestos tratos de favor y la oposición se está moviendo en la sombra para derrocarle. Que bien le viene que se distraiga la atención y no se hable de todas estas cosas. Pero que tenga cuidado.

El tiro le puede salir por la culata. Nadie ha picado el anzuelo. Como dijo José María del Nido, las quejas madridistas “simplemente, me hacen reír”. O la jugada puede salirle redonda si a los organismos del fútbol español les entra el pánico. Si así fuera, los próximos rivales del Madrid pueden echarse a temblar. El domingo, el Almería comprobará en sus propias carnes si la presión blanca ha surtido efecto. [Fernando Baquero / Sport]

No existe ninguna diferencia de puntos entre el Barça y el Real Madrid y, en cambio, parece que a ambos les separe un mundo a tenor de cómo se están tomando la competición. Mientras los blaugrana crecen a golpe de goleadas y mantienen un idilio con su hinchada, el Madrid se dedica a denunciar oscuras conspiraciones y delirantes tramas arbitrales, un arrastrado victimismo que le es rentable desde hace dos años. [Josep M. Artells / Mundo Deportivo]

En el título liguero conquistado bajo la batuta de Fabio Capello (2006/07), los colegiados, con Pérez Burrull liderando la tabla de favores, regalaron al Real Madrid la friolera de 17 puntos, repartidos en 16 jornadas. Y en la pasada Liga, con Schuster en el banquillo, los blancos volvieron a verse beneficiados por los árbitros en ‘sólo’ 14 jornadas, que se tradujeron en otros escandalosos 17 puntos. [Óscar Zárate / Mundo Deportivo]