Artículos sobre Pérez-Burrull

El mito de la caverna

Unos cuantos años después (este blog cumplió su primer  lustro hace un par de semanas), me sigue sorprendiendo la cantidad de artículos que Sport y Mundo Deportivo dedican semanalmente a sus colegas de “la prensa de Madrid“. En el mejor de los casos, se incluye en ese manido saco a los diarios As y Marca. En el peor, a todos aquellos medios que no se declaren culés.

Lo que se escribe o dice en ese presunto monstruo de mil cabezas que habita en “la caverna mediática españolista” supone una auténtica obsesión. Hay más columnas sobre “la prensa de Madrid” que sobre el Real Madrid. Y algunos días, más incluso que sobre el Barça. Hoy, hasta hay una portada. Una portada que podemos calificar como casposa, rancia, cavernaria… Nos encajan todos esos adjetivos a los que Mascaró y compañía suelen recurrir para descalificar cualquier cosa atendiendo exclusivamente a su lugar de procedencia.

Si, según Sport, las portadas de As y Marca no son más que instrumentos de presión a los árbitros, ¿hay algún motivo por el que no debamos pensar que la intención de esta portada no es exactamente la misma? Existe, eso es cierto, un segundo propósito, aún más importante que el primero: abundar en la figura de un enemigo común, poderoso y externo. Seguir alimentando, en definitiva, el mito de la caverna.

Tonterías varias antes de la batalla

El Barça presentó ayer, apurando todos los límites de tiempo, el recurso para la suspensión cautelar de la sanción a Ronaldinho. Recordemos con precisión: un partido por darle una patada en el escroto a Belenguer. El propio árbitro, al que se le cayó la roja de la mano de puro nerviosismo al verse obligado, sí o sí, a echar al megacrack en el mismísimo Camp Nou, ya llenó su acta de inusuales paliativos. El Comité, ese trío de vecinos del limbo al que los árbitros han toreado, aprovechó la redacción para dejar la cosa en un partido. Pero al Barça le sigue pareciendo mucho. Y recurre. Olé. Y, bien pensado, no me extraña que el Barça se atreva con todo. En periodo reciente se retiró de la Copa (después de perder 3-0 en la ida, por cierto) para dar capricho a Van Gaal, y salió indemne de eso. La noche del cochinillo pasó sin sanción, tras permitirse el club la machada de acudir a la justicia ordinaria para dilatar y enredar el proceso, dando tiempo a que Villar modificara los estatutos para, una vez regresados a la justicia deportiva, salir sin cierre. Coló a Messi meses antes de lo debido, como extranjero-juvenil, figura para cuya justificación el negociado de Villar ideó artimañas inauditas. Así que ¿cómo extrañarse de que se sientan capaces de sacar a Ronaldinho de esto? […] El Barça juega bien y bonito, pero su conducta como club hace tiempo que es horrible. [Alfredo Relaño / As]

El asalto azulgrana será sin Ronaldinho, pues el Comité Español de Disciplina Deportiva no dejó que el Barça le tomara el pelo. El 10 cumplirá la sanción (pequeñita, sólo un partido) que se buscó por atizarle a un rival en salva sea la parte. Una semana larga mareando la perdiz, así es este Barça. La baja del brasileño devolverá la titularidad a Iniesta, esa es otra. Uno de los mejores futbolistas del campeonato fue apartado de la competición porque a su entrenador se le disparó incontenible el cagómetro y se puso la careta de Maguregui [Tomás Guasch / As]

Gabi Milito, posiblemente uno de los mejores centrales del mundo, rechazado en su día por el Real Madrid de Florentino Pérez, tiene pie y medio en la Juventus. […] Esta noticia, a escasas horas del partido Zaragoza-Real Madrid en La Romareda, seguramente les sonará a los de ahí arriba a intento de desestabilización, no sólo de los maños sino también de los propios culés. No hay que olvidar que Gabi Milito era uno de los objetivos del Barcelona para fortalecer su defensa, pero mucho me temo que el proyecto se les va a pique. Otro más. [José Vicente Hernáez / Marca]

Los Otros, los del Lado Oscuro, están en campaña. Sólo así se entiende que se haya extendido la creencia de que los árbitros ayudan al Barça, en una temporada en que el Atlético ha sido expoliado en su estadio ante el Madrid; en la que en el Barça-Madrid no se ha expulsado a Sergio Ramos y sí a Oleguer; o en la que, en ese mismo Barça-Madrid, se ha ignorado un penalti de Diarra a Ronaldinho que ahora mismo pintaría una Liga muy distinta. Ante tanta mentira hay que contraatacar. [Joan Poquí / Mundo Deportivo]

Yo quiero que [la Liga] la gane el Barça. […] Lo quiero por darles en las narices a esos periodistas madrileños, clientes del Asador Donostiarra, serviles a Florentino, que ya han organizado la fiesta de La Cibeles; lo quiero por ver, saber, oír y leer cómo se lo montan en Madrid el día después, ahora que dudan de quedarse o no con Capello, luego lanzarle flechitas a la diana que se pusieron en el water; lo quiero porque, si se produce el relevo en el liderato, significará que al Madrid se le ha terminado la suerte en el momento que más la necesitaba; lo quiero porque si todos la quieren y nadie la consigue, que la ganen los nuestros. [Emilio Pérez de Rozas / Sport]

Lamentablemente, el Barça no depende de sí mismo y, por lo tanto, no basta sólo con ganar el derby. También habrá que rezar para que al Zaragoza le salga un buen partido ante el Madrid, para que el equipo de Capello no tenga la suerte de los últimos partidos y para que el árbitro esté en su sitio y reparta justicia, lo que con el Madrid de por medio siempre es un factor a tener en cuenta. [Josep Maria Casanovas / Sport]

La seguridad que desprenden los jugadores del Madrid es tremenda. “Ganaremos en Zaragoza y seremos campeones”, dice Van Nistelrooy, como si el Zaragoza fuese un rival de poca monta. Y lo mismo han explicado en los últimos días otros jugadores blancos. En Zaragoza, claro está, la prepotencia de los merengues ya cansa. El equipo de Víctor Fernández, con humildad pero con las ideas muy claras, saldrá a por todas, con la sana intención de bajarle los humos al Madrid de Capello. [Jorge Oto & J.A. Martínez / Sport]

La Liga es sueño y él nos ha alejado de la pesadilla. David, si hoy marcas de falta me baño en pelotas esta noche en Cibeles. Always fieles. [Tomás Roncero / As]

Apología de la violencia

Lluis Mascaró, también conocido como “La voz de su amo” o “Garganta profunda” por su absoluta sumisión al presidente del FC Barcelona, nos deleita hoy con un artículo histórico, de esos que sólo se encuentran en el diario Sport.

Es el maniqueísmo en estado puro: en un bando, los goles maradonianos, la deportividad, el espectáculo. En el otro, la prepotencia, la violencia, la rabia, el juego sucio, mala educación, la insolidaridad, las trampas…

Schuster se ha ganado a pulso el poco honorífico título de ‘enemigo público número 1’ del barcelonismo. No es para sentirse orgulloso de ello pero, probablemente, significa su primer y estudiado paso para ser aclamado como nuevo entrenador del Real Madrid. El alemán dio el sábado por la noche toda una lección de prepotencia en la rueda de prensa posterior a la ‘batalla campal’ en la que su Getafe convirtió el partido del Camp Nou. Con una rabia mal disimulada volvió a realizar una incitación a la violencia contra Messi, como ya hizo tras el gol ‘maradoniano’ del argentino en la ida del duelo de Copa del Rey. Si existe por ahí algún comité de esos que funcione de verdad deberían imponerle una sanción ejemplar por hacer apología de las patadas.

Resulta paradójico que a alguien a quien le rompieron una pierna en un campo de fútbol –cuando vestía del Barça, por cierto– sea ahora uno de los abanderados del juego sucio. El, que representaba la elegancia con el balón en los pies y su melena rubia al viento, se ha convertido en un mal aprendiz de Mourinho. […] Lo único que ha conseguido es una respuesta contundente pero elegante de Rijkaard. El holandés, en un emotivo alegato a favor del espectáculo y la deportividad, le demostró a Schuster por qué él nunca podrá ser entrenador de este Barça. Su filosofía está en las antípodas del proyecto Laporta. Y su personalidad, también.

Supongo que su mala educación y su carácter insolidario son un buen aval para triunfar en el Bernabéu. O, como mínimo, para representar el papel de azote del barcelonismo que parece haberse arrogado desde que se sabe sustituto de Capello. No entiendo cómo las maravillas de un chaval como Messi pueden sacar de sus casillas a entrenadores como Schuster o Mourinho. Tal vez porque a ellos sólo les importe ganar y no la forma de hacerlo. Como al Madrid.

¡Vuelve Guruceta!

¿Recordais la portada de Marca con la cara de Turienzo? Cuántos la criticamos, ¿verdad? Hoy, imagino, a todos nos molestará igualmente ver en el mismo trance a Pérez Burull y a Fernández Borbalán, ambos en la portada de Sport, acusados de “votar en blanco”.

Los árbitros han impedido que el Barça sea ya el líder de la competición y están adulterando la Liga. La predisposición a mantener el actual estado de la clasificación parece clara cuando uno se encuentra con colegiados como el que se topó Lionel Messi: “Desde que salimos al campo me dijo que tuviera cuidado, que me iba a vigilar y me castigaría”, dijo el argentino al final del partido. ¿A quién vigila? ¿A los agresores o a los agredidos? ¿Cuál es su misión? ¿Proteger a los futbolistas o intentar amedrentarles?

El fin de semana ha sido extenso en injusticias arbitrales en las que el Barça acaba siendo el principal perjudicado. La Liga se puede ganar o escapar por detalles y este puede ser uno de ellos.

El primer error fue de Fernández Borbalán (encargado de pitar el Madrid-Deportivo) al permitir al conjunto de Fabio Capello adelantarse en el marcador en el partido disputado el sábado en el Bernabéu. Van Nistelrooy cometió falta en la jugada previa por rematar el balón con la mano. El árbitro no sólo no castigó la acción sino que, como consecuencia, no le mostró una amarilla que hubiera supuesto la quinta del ciclo y le habría impedido jugar en la siguiente jornada en La Romareda, un encuentro que puede ser clave. Fue una ayuda arbitral doble porque ayudó a ganar el encuentro y a contar en Zaragoza con el pichichi de la competición, un ariete que está en racha al haber logrado ocho goles en los últimos seis partidos.

Si Van Nistelrooy era feliz con el error de Fernández Borbalán, Ronaldinho era la otra cara de la moneda. El máximo goleador del Barcelona estaba encerrado en el vestuario del Camp Nou viendo la segunda parte del partido por haber sido expulsado por Pérez Burrull tras repeler unas continuas agresiones de Belenguer. El colegiado fue implacable con el brasileño y condescendiente con el central catalán.

Los árbitros, con sus decisiones, han privado para la próxima jornada al Barcelona de su máximo goleador mientras que permiten que el hombre gol del Madrid esté en el campo defendiendo la camiseta blanca en el trascendental encuentro contra el Zaragoza. Si los árbitros, o en su caso los comités, ya ayudaron a que Beckham pudiera jugar contra el Sevilla al quitarle una amarilla, en esta jornada hacen un nuevo favor al conjunto de la capital.

Pérez Burrull, en su explicación en el acta, parece que sólo vio la infracción de Ronaldinho: “Tras haber sido decretada una falta a su favor, se revolvió hacia el jugador que la había cometido,lanzando una pierna contra él, golpeándole; acto seguido le lanzó la otra pierna, esta vez sin llegar a golpearle. El jugador del Getafe no tuvo que ser atendido y pudo continuar el juego”, indicaba.

A Ronaldinho le va a caer un encuentro. Esperemos que el Comité no quiera adulterar más la competición impidiéndole que juegue ningún partido más de la presente Liga.

[Albert Masnou / Sport]

La imagen de Ramón Calderón, Fabio Capello y Ángel Torres viendo los toros en Las Ventas el pasado jueves estaba incompleta. Faltaba lo peor, un cuarto invitado que a punto estuvo de arrebatar la Liga al Barça con un pésimo arbitraje.

Alfonso Pérez Burrull no sólo sacó de sus casillas a Ronaldinho, baja por sanción ante el Espanyol tras ser expulsado, sino que midió por distinto rasero a Barça y Getafe saliendo perjudicado el equipo que trató de jugar a fútbol.

El Getafe demostró tener la lección aprendida cinco semanas después de que Bernd Schuster justificara las entradas duras para evitar el histórico golazo de Leo Messi. El alemán encontró la complicidad del colegiado cántabro, que exasperó los ánimos de la afición del Camp Nou. Pese a registrar la cuarta peor entrada de la presente Liga, los 64.574 espectadores parecieron muchos más. “Así, así, así gana el Madrid”, gritaba el barcelonismo pañuelos blancos en alto.

Hubo motivos sobrados para que los ‘culés’ recordaran fantasmas del pasado. Que hubo prima del Madrid al Getafe pareció evidente. Se confirmó al ver la agresividad de sus jugadores pero había que suponer que Pérez Burrull aplicaría el reglamento. Nada más lejos de la realidad. Fue el ‘Geta’ quien cometió más faltas (23 a 13) con la connivencia del árbitro. A más pruebas, aparte de la roja a Ronnie, se remite el Barça.

El único objetivo del campeón era jugar a fútbol y ganar. El gol de ‘Ronnie’ a los 3 minutos lo corroboró. Todo lo contrario en el Getafe, que acribilló a Messi. El argentino fue el azulgrana que más faltas (6) sufrió pero Pérez Burrull miró a otro lado ante tanta reiteración y sólo amonestó a Pulido en el minuto 64 cuando Leo se iba solo a portería. Más grave fue que el trencilla le advirtiera antes del partido en caso de ‘piscinazo’.

Más diferencias. Xavi vio la amarilla en su única falta y la segunda del Barça. El ‘Geta’ tardó hasta la quinta, ya en el minuto 24. Sólo hubo una cartulina para Casquero, el visitante más duro con seis faltas. Mientras, Deco y Edmílson recibieron idéntico castigo con dos faltas por barba. Y entre los intangibles, la pasividad con varios jugadores del Getafe, que fingieron lesiones tirados en el césped para evitar los contragolpes barcelonistas.

[Sergi Solé / Mundo Deportivo]

El Barça no va a ganar o perder la Liga por los arbitrajes. De acuerdo. Pero no hay duda de que las actuaciones de los señores colegiados en esta fase final de campeonato están adulterando la Liga. Desde sus actas sin citar el motivo de las tarjetas a decisiones escandalosas, pasando por errores impropios de árbitros de una Liga tan profesionalizada como la española.

No es de recibo que Van Nistelrooy pueda jugar en La Romareda (debía ser baja por acumulación de tarjetas) y que Ronaldinho no lo pueda hacer frente al Espanyol.

Pero lo peor es que el señor colegiado Pérez Burrull se atreva a amenazar a Leo Messi al inicio del partido para que “no se tire” y luego permanezca impasible ante la ‘caza’ a la que le sometieron los futbolistas del Getafe. […] Pero es que los señores colegiados no sólo hacen de las suyas por arriba de la tabla. Sólo hace falta ver como pitaron ayer en partidos decisivos para el descenso, como lo han hecho en las últimas semanas. Basta ya con el rollo de los errores humanos. No cuela.

[Francesc Aguilar / Mundo Deportivo]

Expulsado por ser humano

Cuando Ronaldinho fue expulsado en un partido de Copa, la retransmisión online de Sport nos regaló una de las grandes joyas de esta libreta. Así que anoche, al término del Barça-Getafe, era obligado darse una vuelta por allí. Aunque no está (ni muchísimo menos) a la altura del original, nos sirve para descubrir por qué fue expulsado Ronaldinho. ¿Por pegarle una patada en los testículos a Belenguer? No: por su humanidad.

[Click para ampliar]