Artículos sobre Portadas Marca

70 millones y punto

La vicepresidenta económica del FC Barcelona, Susana Monje, salió ayer en conferencia de prensa para quedarse un rato con el personal. Resulta que el Barça ha rehecho las cuentas del fichaje de Neymar tras el acuerdo con la Fiscalía y… ¿saben por cuánto salió al final? ¿Por 160 o 170, como denunció en su día Eduardo Inda? ¿Por 95, como publicó el mismo Eduardo Inda ya documentado meses después? ¿Por “57,1 millones y punto” como dijo Sandro Rosell? ¿Por 86,2, como explicó Josep Maria Bartomeu tras la dimisión de Rosell y omitieron los dos diarios culés?

Nada de eso. Según Monje, Neymar costó al Barça 19,3 millones. Menos que Mathieu.

Tabletas que incendian pantanos

No recuerdo un verano con menos contenido en las portadas de la prensa deportiva. ¿Cuál fue la última noticia (pero noticia DE VERDAD) que leyeron en una portada? Quizá la del pasado sábado: “Los delanteros del Barça quieren ganar el triplete”. Las portadas de ‘Marca’, ‘Mundo Deportivo’ y ‘Sport’ de hoy nos informan de que esta noche se juega la Supercopa de Europa (gracias, igual se nos pasaba) y en ‘As’ vemos a un borroso Sergio Ramos que bien pudiera ser Marty McFly pasándolo mal en el baile del encantamiento bajo el mar. A falta de noticias, redes sociales de los jugadores. Y si puede ser enseñando abdominales, mejor que mejor.

El primero esta semana fue Leo Messi, que posó así con Francesco Totti. En ‘Mundo Deportivo’ lo tuvieron claro: “La foto que encandilaría a todas las mujeres”. Sí, a mí también me chirriaba el condicional, pero coincidirán que, en este momento, ese es el menor de nuestros problemas.

De chinita a coche bomba

José Mourinho

Viendo hoy las portadas de ‘As’ y ‘Marca’, podría pensarse que José Mourinho la ha vuelto a liar parda. Como cuando José Ramón de la Morena abrió el larguero al grito de “¡Otro coche bomba de Mourinho!” tras una rueda de prensa movidita. En declaraciones recogidas por ‘The Guardian’, el entrenador del Chelsea califica como “increíble” el sueldo de Iker Casillas en el Oporto. Una frase suelta y descontextualizada se presta mejor a la exageración. He aquí el marco de la frase, en el original de ‘The Guardian‘ y en la traducción más fiel que soy capaz de hacer:

En unos manda el Atleti y en otros mandan los árbitros

Manda el Atleti en As y Marca

Por una vez son ‘As’ y ‘Marca’, en lugar de ‘Mundo Deportivo’ y ‘Sport’ quienes aparecen en este blog bajo la etiqueta ‘Portadas gemelas‘. Pero, más allá de un titular coincidente, fijémonos en que ni uno ni otro diario hacen en primera página la más mínima mención al arbitraje de Clos Gómez. No lo busquen tampoco en los artículos de Relaño o Roncero. ¿Saben cuál fue el eje principal del “análisis” del derbi madrileño en la medianoche televisiva? Tanto en ‘La Goleada’ (13 TV) como en ‘El Chiringuito’ (Neox) intervino un árbitro por Skype: Rafa Guerrero y Eduardo Iturralde, respectivamente. En ‘El Chiringuito’, además, contaron en el estudio con Joaquín Ramos Marcos y Juan Félix Sanz. Buena fórmula para matar dos pájaros de un tiro: generar audiencia con la polémica y desviar la atención tras la derrota blanca.

Marquistas: Inda ha vuelto

Xabi Alonso, desde Múnich con rencorEduardo Inda ha vuelto a Marca. Tranquilos, es sólo una metáfora, lo primero que se me ha venido a la cabeza al ver la portada de hoy, más propia del antiguo régimen, felizmente superado.

Xabi Alonso ha cruzado la línea, así que había que ponerle a raya. No una, sino dos líneas, rojas como la vieja camiseta del Bayern. Con su elogio público a Manuel Neuer, “el mejor portero” con el que ha jugado y además “de largo” -si hay una sobrada en sus palabras, sin duda está en esto último-, tanto como para merecer el Balón de Oro, Alonso ha “menospreciado” a Iker Casillas y Cristiano Ronaldo. En un diario como el que ahora dirige Óscar Campillo, cuya portada más dura en los últimos años decía “Esta noche, partidazo”, el “Desde Múnich con rencor” de hoy, aderezado con una jarraza de cerveza y un traje que no es precisamente de Emidio Tucci, suena a “tic fascistoide”, por utilizar el lenguaje de su ilustre predecesor.