Artículos sobre Portadas Sport

¿A qué juegas?

Luis Enrique en Sport

Más de un indocumentado podrá pensar, viendo hoy la portada del diario ‘Sport’ y comparándola con la de sólo dos días antes, que el viento (esta vez el de Getafe) ha movido más de la cuenta la veleta que marca la línea editorial del periódico. Nada de eso. ‘Sport’ es perfectamente coherente. Luis Enrique, que el sábado a las cuatro era un genio táctico admirado por jugadores que lo han ganado todo, se convirtió a las seis en el capitán canalla, empeñado en llevar al Barça al abismo.

Interpretando datos

La nueva camiseta del Barça

La próxima camiseta del Barça, con franjas horizontales “divide” a la afición, según ‘Sport’ y directamente “no gusta”, según ‘Mundo Deportivo’. Ambos diarios han encuestado a sus lectores y, leyendo estas conclusiones, podría pensarse que cada uno ha obtenido un resultado distinto. No es así: en ambas, el porcentaje de rechazo al nuevo diseño ronda el 80%.

En una cosa sí coinciden ‘MD’ y ‘Sport': los dos son líderes de la prensa deportiva barcelonista.

Sport y Mundo Deportivo en el EGM

¿Quién es el líder realmente? Como siempre, depende de cómo enfoquemos los datos, de si sumamos los lectores de Internet o sólo nos referimos a los del papel… En todo caso, ¿a alguien le interesa realmente?

Ya provocan

Que dice el diario ‘Sport’ que hay gente por ahí calentando el Madrid-Barça. ¡Será posible!

Juego sucio en Sport

Cristiano es un llorón segçun SportEl gran tema de debate en las últimas horas, puesto sobre la mesa por Cristiano Ronaldo y recogido gustosamente por casi todos los medios, es el mayor tiempo de descanso con que el Barça afronta el partido. Hace cuatro años se produjo la situación inversa: el Real Madrid tenía 24 horas más de descanso que el Barça. El subdirector de ‘Sport’, Joan Maria Batlle, denunciaba la “cacicada de despachos” que se estaba gestando. Finalmente se jugó no ya en domingo, sino en lunes, y ‘Sport’ lo calificó como “Primer gol al Madrid”. Por una queja similar a Ronaldo se le llama hoy “llorón” en esa misma portada, y eso que el portugués esta vez nos ha ahorrado el factor victimista y conspiranoico.