Artículos sobre Ronaldinho

Cuidado, Messi

[18-I-09] La UNESCO debería plantearse muy seriamente declarar Patrimonio de la Humanidad a Leo Messi. Como la Acrópolis de Atenas, las Pirámides de El Cairo, el Coliseo de Roma, la Abadia de Westminster, la Estatua de la Libertad de Nueva York, la Torre Eiffel de París, la Alhambra de Granada o la Sagrada Familia de Barcelona. Messi es único en su especie y hay que protegerlo. El argentino convierte el fútbol en una obra de arte. Y las generaciones futuras, en los siglos venideros, cuando este mundo sea otro mundo, merecen tener el placer de deleitarse, como estamos haciendo nosotros, con su magia. Una magia que parece no tener límites y que nos asombra, partido a partido. Messi es del Barça, pero es de todos. Me explico: es un futbolista que pasará a la historia de este deporte como el mejor de todos los tiempos –¿puede superar, incluso, a Pelé?– y, por lo tanto, formará parte del imaginario colectivo de todos los aficionados del planeta. [Lluis Mascaró / Sport]

Que tenga cuidado Leo Messi después de leer estos elogios.

[27-XI-06] Los jardines de Babilonia, el Templo de Artemisa en Efeso, la estatua de Zeus en el Partenón, el Coloso de Rodas, el Faro de Alejandría, el Mausoleo de Halicarnaso y la Gran Pirámide de Giza son las legendarias Siete Maravillas del mundo antiguo que seleccionaron los historiadores griegos y romanos como ejemplo de lo que el hombre había sido capaz de construir –y destruir– con sus propias manos. Hoy en día, la UNESCO es la que se encarga de preservar, con más o menos acierto, los bienes culturales y naturales que todavía existen en la tierra. La Gran Pirámide de Giza es la única de las míticas Siete Maravillas que aún se conserva, aunque por Internet ya figura una nueva lista tan moderna como heterodoxa, que incluye desde la Muralla China a la Torre Eiffel, pasando por la Alhambra de Granada, la Estatua de la Libertad o el Kremlin. Visto lo cual, desde ahora mismo abogo para que Ronaldinho también forme parte del Patrimonio de la Humanidad. La belleza puede encontrarse en cualquiera de las manifestaciones del ser humano. Y el deporte es una de ellas. Más allá de la espectacularidad de las imágenes televisivas de todo tipo de disciplina, existe un concepto de plasticidad clásico que sólo los grandes genios pueden interpretar. Ronaldinho es capaz de convertir el fútbol en arte. El crack brasileño tiene ese don especial que transforma algo tan vulgar como darle una patada a un balón en una obra maestra. […] La magia de Ronnie es inagotable y el Camp Nou no se cansa de aplaudir al que, posiblemente, va camino de ser el mejor jugador de todos los tiempos. [Lluis Mascaró / Sport]

[18-III-08] Ronaldinho, Deco, Márquez o cualquier otro de esos futbolistas blaugrana que se consideran dioses no son más que cracks malcriados, borrachos de dinero y de fama. No conocen la cultura del trabajo ni les interesa. Sólo piensan en disfrutar de su dinero y de su gloria sin importarles para nada los sentimientos de los millones de aficionados que los han convertido en lo que son: ídolos mediáticos. […] No se merecen todo lo que les estamos dando. [Lluis Mascaró / Sport]

[25-III-08]
La trayectoria deportiva de Ronaldinho en el Barça acabó hace meses. El brasileño ya no ejerce de futbolista profesional, sino de turista multimillonario. Vive la vida loca, exprimiendo la noche catalana hasta la última gota. Y luego se borra de los entrenamientos y de los partidos. No pasa un día sin que alguien denuncie haberlo visto saliendo de tal o cual discoteca a altas horas de la madrugada. Sus fiestas ‘privadas’ ya son públicas y ni siquiera Rijkaard, su más firme defensor, le tapa ya las vergüenzas. [Lluis Mascaró / Sport]

Aquí se juega por amor

Una cosa esta clara, lo que no se debe hacer es fichar a jugadores famosos que hayan superado la barrera de los treinta años. Por uno que aciertas, Larsson, hay cuatro en que el tiro sale por la culata. El Barça, por filosofía, tendría que fichar a jugadores jóvenes con gran proyección, con hambre de títulos, con espíritu ganador. En este perfil, el número uno parece sin duda Benzema, un Henry con doce años menos, un tipo serio, sin pajaritos en la cabeza, sin pendientes de brillantes ni Ferrari. En la línea del Ronaldinho que se ficho del París Saint-Germain, cuando todavía no había descubierto el caviar y el alcohol, cuando dormía de madrugada y no había descubierto el gimnasio. El Barça debe apostar por jugadores que crezcan en el Camp Nou, al estilo de Messi y Bojan, que sientan los colores y que sean agradecidos. Mercenarios en busca de contratos de oro, que se vayan a Italia o a Inglaterra, donde por cierto ahora se paga más que en ningún otro lado y se ha convertido en un rival muy duro a la hora de los fichajes.

[Josep Maria Casanovas, su mentira, en Sport]

Cómo hemos cambiado

[2-VI-06] Los galácticos del Real Madrid […] demuestran que su pasión por la farra no conoce límites. Son incorregibles. No respetan, ni siquiera, la concentración previa al Mundial que empezará dentro de una semana. Ronaldo, Roberto Carlos y el recién llegado Robinho –que rápidamente se ha unido al clan brasileño– se entrenan de día y viven de noche, apurando hasta el límite de sus posibilidades su condición de ricos y famosos. Música, mujeres y alcohol es la mezcla ideal para unos futbolistas que ya hace demasiado tiempo que han perdido su sentido de la profesionalidad. Los tres fueron cazados, la madrugada del martes al miércoles, horas después del partido amistoso que disputó su selección contra el Lucerna, en una discoteca muy popular de la localidad suiza. […] Allí, evidentemente, no estaba Ronaldinho. La estrella del Barça se encontraba descansando en el hotel, pensando en que debe culminar su gran año. El 2006 está siendo mágico para el crack blaugrana. A los premios individuales, a los títulos de Liga y Champions, al reconocimiento universal como mejor jugador del planeta, él quiere añadirle la corona de campeón mundial. Sabe que el único camino para lograrlo es el compromiso. Como ha hecho en el Camp Nou. Ya habrá tiempo para fiestas después. [Lluis Mascaró / Sport]

[25-III-08] La trayectoria deportiva de Ronaldinho en el Barça acabó hace meses. El brasileño ya no ejerce de futbolista profesional, sino de turista multimillonario. Vive la vida loca, exprimiendo la noche catalana hasta la última gota. Y luego se borra de los entrenamientos y de los partidos. No pasa un día sin que alguien denuncie haberlo visto saliendo de tal o cual discoteca a altas horas de la madrugada. Sus fiestas ‘privadas’ ya son públicas y ni siquiera Rijkaard, su más firme defensor, le tapa ya las vergüenzas. Sólo algunos de sus compañeros, con un mal entendido sentido de la solidaridad, intentan justificar lo que es injustificable. Todos estamos de acuerdo en que Ronaldinho es irrecuperable para el Barça. […] En esta plantilla hay jugadores jóvenes con mucho futuro a los que hay que aislar urgentemente de las malas influencias. Aceptemos la realidad y no le demos más vueltas. Hay que dar las gracias a Ronaldinho por lo mucho que significó para el Barça y para los culés durante sus tres primeras temporadas y decirle adiós sin ira pero también sin miedo. Que se vaya donde quiera. El mejor Ronnie ya no volverá. [Lluis Mascaró / Sport]

PD – Si los cutreabogados de oficio de Mascaró, inaccesibles al desaliento, sienten la tentación de decir que en esa época Ronaldinho no salía de fiesta, que lean esto antes de seguir autoengañándose.

Mercenarios muy humanos

[23-V-06] Poca cosa hay en el mercado que pueda subir el nivel deportivo y humano del actual vestuario del Camp Nou. [Lluis Mascaró / Sport]

[24-V-06] Los cracks del Barça están personalmente comprometidos con el proyecto que dirige el presidente Laporta. Todos se sienten partícipes de los grandes éxitos de estas dos últimas temporadas y nadie antepone sus intereses particulares a los del colectivo. Su militancia barcelonista no es sólo una elección profesional, sino también vital. Ronaldinho, Eto’o, Deco, Messi, Puyol… saben que en ningún otro club estarán tan bien como en el Barça. Ni todo el dinero del mundo –ni siquiera el del multimillonario Abramovich– puede hacerles cambiar de opinión. [Lluis Mascaró / Sport]

[24-III-08] Para que este chaval [Bojan] pueda triunfar y levantar la Champions hay que aislarlo de malas influencias. Y vaciar el vestuario de mercenarios. [Lluis Mascaró / Sport]