Artículos sobre Zinedine Zidane

#Nodcast #22 – La Liga de Zidane… o no

Tras la reconquista del título por el Real Madrid, la prensa debate sobre la importancia real del trofeo y la paternidad del éxito.

Artistas invitados (por orden de aparición): Antonio Jiménez, Javier de Hoyos, Francisco Marhuenda, Paco García Caridad, Roberto Gómez, Manolo Lama, Pedro Martín, Tomás Guasch, Miguel Ángel Díaz, Fernando Morientes, Jorge Armenteros, Paco González, Emilio Pérez de Rozas, Ernest Folch, Pipi Estrada, José Joaquín Brotons, José Manuel Monje, Raúl Varela, Helena Condis, Javier Ares, Juan Carlos Rivero, Manuel Esteban ‘Manolete’, Cristóbal Soria, Hugo ‘Loco’ Gatti, Diego Torres, Quim Domènech, Santiago Segurola, Gonzalo Miró, Julio Pulido, Edu Aguirre, Francisco ‘Lobo’ Carrasco, Tomás Roncero, Jesús Gallego, Manu Carreño, Jordi Martí, Antón Meana, José Antonio Masegosa, Sergio Ramos, Marco Asensio, Álvaro Morata, Dani Carvajal, Gerard Piqué, José Luis Sánchez, José Damián González, Nacho Peña, Antonio Romero, David Sánchez, Miki Maka, José Antonio Abellán, José Ramón de la Morena, David Alonso, Michael Robinson.

Fuentes: El cascabel (13 TV), Tiempo de juego (Cope), El partidazo de Cope, Directo Gol, A diario (Radio Marca), Los lunes al Gol, Radioestadio (Onda Cero), Estudio estadio (Teledeporte), El transistor (Onda Cero), El món a RAC1, El club (BeIN Sports), El chiringuito de jugones (Mega), El larguero (Cadena Ser), Telemadrid, La jungla 4.0 (Radio 4G).

Banda sonora:
· ‘Ring the Bells‘, James (‘Seven’, 1992).
· ‘24 Hour Party People‘, Happy Mondays (‘Squirrel and G-Man Twenty Four Hour Party People Plastic Face Carnt Smile (White Out)’, 1987).
· ‘This is How it Feels‘, Inspiral Carpets (‘Life’, 1990).
· ‘Ask‘, The Smiths (1986).

Suscríbete al #Nodcast a través de iTunes o iVoox, con nuevos episodios cada lunes. Puedes escucharlos desde un día antes en la web de Spainmedia Radio.

Encontrarás aquí todos los episodios publicados hasta ahora. Y aquí, la lista de Spotify con su heterogénea banda sonora.

No nos gusta tu opinión

Esta semana, Manolo Sanchís osó discrepar de una opinión de Zinedine Zidane. El entrenador del Real Madrid había dicho que, cuando Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo estén “al cien por cien, la idea es que jueguen ellos”. Sanchís explicó en la Cope que ese discurso no le parecía adecuado: “Zidane no tiene que defender a tres jugadores sino a 24. Es un mensaje equívoco porque los tres de arriba pueden pensar que van a jugar hagan lo que hagan y los que vienen por detrás, justo lo contrario: que no van a jugar”.

Enseguida, las fuerzas vivas se movilizaron. ¿Conocen esa célebre cita de “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”? Pues justo lo contrario. Josep Pedrerol, para empezar, dedicó a Sanchís su editorial de ‘Jugones’ en la sobremesa:

Seguir leyendo »

Pellegrini ya tiene sustituto: Zidane

A Zizou le faltaron 20 minutos para ejecutar la jubilación perfecta. Los que mediaron entre su expulsión y unos penaltis en los que otro gallo le hubiera a cantado a la France de haber estado él en el terreno de juego. Los árbitros optaron por lo más fácil: sancionar el cabezazo que todos vieron ignorando los incalificables y cobardes insultos que sólo dos escucharon (Materazzi y nuestro protagonista). A pesar de todos los pesares, a pesar del incidente provocado por el carnicero más villano que vieron los tiempos, en nuestra memoria su recuerdo permanece intacto. Por siempre será el hombre que ganó él solito el Mundial de Francia (1998) con esos dos golazos de cabeza, él que tenía la chola para pensar pero no para rematar. Conversar con él una hora es una delicia. Un privilegio. Tal vez un honor. Para empezar, porque de fútbol sabe un huevo y, para terminar, porque le echa a cada frase ese sentido común que por desgracia es el menos común de los sentidos en estos locos tiempos que corren. Por todas esas razones y bastantes más aplaudimos al Real Madrid cuando decidió otorgarle ese puesto institucional for free que Ramón Calderón quiso arrancarle como sólo él sabe hacerlo: con premeditación, alevosía, diurnidad, malas maneras, peores intenciones y avisando a sus fotógrafos de cámara. Lo cual no quita para que todo el madridismo eche en falta algo más de zidanismo en el Madrid. Es una magnífica idea pero, de momento, rácanamente desarrollada. Al mejor todocampista de la historia hay que aprovecharle bien como embajador merengue, bien como ojeador de lujo, bien como entrenador. O como las tres cosas a la vez. Por qué no.

[Eduardo Inda en Marca]

Debilidad por Materazzi

No me da la gana esconderme. Voy a hablar claro sabedor de que algún colega tontorrón de la capital se va a enfadar con lo que he escrito unas líneas más adelante. Y me dirá radical, paleto y cosas por el estilo. Fundamentalmente porque me cuesta mucho aplaudir a un jugador del Madrid aunque lleve una camiseta roja. Al final he dado con Italia. ¿Por qué Italia? También fundamentalmente porque con la lesión de Cannavaro no hay ningun jugador del Madrid -ahora ya somos una defensa seria- y por supuesto por mi debilidad con Materazzi después de la final del pasado Mundial, que por cierto le ganamos a la Francia del madridista y antideportivo Zinedine Zidane.

[Carlos Bosch, radical, paleto y cosas por el estilo, en Superdeporte]