Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 13 de enero de 2005

no image

Tráfico de niños

No sé si será debido a los tormentones internos (uno, otro, otro más y los que quedan), pero el Marca viene algo canino últimamente. De As, en cambio, rescatamos cada día más cosas. Hoy hablan de promesas, más y menos prematuras.

Dice Hugo Gatti que “los campeonatos juveniles no son mucho más que un negocio para los representantes, que acuden a estos eventos para ver si sacan algún jugador que se pueda vender en Europa, donde está el negocio. En lo futbolístico, las figuras sólo son proyectos. La de los 20 es ahora una edad de formación y rara vez los técnicos de las selecciones mayores se fijan mucho en esos planteles”.

“Ya es difícil acertar con juveniles como para acertar con alevines”, añade, en el mismo periódico, Paco González. En este caso, habla a propósito de un niño camerunés que el Barça ha intentado levantarle al Valencia.

“Esta especie de pederastia futbolística debe ser consecuencia de lo vacíos que están algunos cargos en el organigrama de un club. El secretario técnico o director deportivo de turno oye hablar del nuevo Maradona de turno de no sé qué equipo, y se lo acaba vendiendo a su presidente para fardar de que tiene controlado hasta el último recién nacido de este planeta. Estúpido, pero comprensible. Lo que se entiende peor es que todavía haya presidentes que piquen y que piensen que eso es trabajar para el futuro de su club.”

As > Paco González: Pezqueñines no, gracias

As > Hugo Gatti: Más que fútbol, es un negocio

As > El Barça quiso robarle el niño camerunés al Valencia

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


Comments are closed.

Back to Top ↑