Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 12 de enero de 2005

no image

Una batallita de Gullit y Sacchi

“Dada la altura y la envergadura de Gullit, Sacchi dispuso que fuera él siempre el primero en salir por el túnel de vestuarios y que, antes de pisar el césped, mirara fijamente a los ojos a todos los componentes del equipo rival. Si había mayoría que no aguantaba la mirada de Gullit, ese día ganaba el Milán sin grandes problemas. Era una treta psicológica que les daba muy buenos resultados. Por ejemplo, en las semifinales de la Copa de Europa de la temporada 88-89. Gullit miró con fijeza a los ojos de los once jugadores blancos antes de pisar la hierba de San Siro. Camino del banquillo, Sacchi le preguntó: “¿Cuántos han bajado la mirada?”. Gullit, con una indisimulable sonrisa, contestó: “Todos, menos uno”. Ése uno era Hugo Sánchez; los demás salieron al campo derrotados de antemano. Y se llevaron cinco goles”.

As > Eduardo Torrico: Aquellos cinco goles de San Siro

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


Comments are closed.

Back to Top ↑