Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 1 de mayo de 2006

no image

El hueso de la aceituna

Estos no son partidos, son quebrados, riñas, combates, guerras púnicas, tumultos, trifulcas, tiroteos de saloon. Aquí no hay tregua, ni palmaditas, ni nadie se cambia la camiseta en el descanso, ni Roberto Carlos se ríe. Esto es más duro que masticar el hueso de una aceituna, es fútbol despojado de cualquier galantería, un ajuste de cuentas con un balón de por medio. Una variedad primitiva del juego, pero no exenta de cierta belleza porque asegura la implicación absoluta de quienes participan, tanta, que, a diferencia de lo que ocurre en la inmensa mayoría de las ocasiones, el espectador no desea estar sobre el césped, pues en estos casos no se imagina rematando de chilena sino embestido por un tren expreso. Así son los Osasuna-Real Madrid y así, exactamente, fue el de ayer.

[Juanma Trueba en As]
Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


4 comentarios (a día de hoy) en El hueso de la aceituna

  1. G Atienza says:

    Cuado lo leí también me quedé con esa imagen del hueso de la aceituna. Sus crónicas son un verdadero placer. Ya de paso, felicidades por el blog. Se te echa de menos cuando no publicas posts a diario.

     
  2. Louis says:

    @ g atienza

    Celebro la coincidencia. Muchas gracias por tu visita.

     
  3. Enzo Battaglia says:

    Hola, llevaba varios días sin q me dejase poner comentarios, no se q demonios pasaba, debe ser q me has bloqueao…
    Trueba es siempre un placer, pero el artículo de hoy sobre el nuevo presi del Madrid me parece de lo peor q he leído de él, debbe ser q se atragantó con el hueso de la aceituna. Saludos

     
  4. Enzo says:

    Me encanta leer a Trueba. Leo sus cronicas de los partidos del Real Madrid en la edición de As de internet y la verdad es que el tio podría crear escuela. Sólo espero que no se tuerza y le dé, como a otros lumbreras, por ponerse a “crear opinión”. Coincido con que su columna sobre el abuelete del Real Madrid es de lo peor que le he leído. A veces también me parece un poco veleta (aunque en eso no se desvia de su jefe), por ejemplo cuando el Arsenal jugó en el Bernabeu, Henry parecía un semi-dios. Un par de semanas después, escribió una columna criticando su fichaje…

     
Back to Top ↑