Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 6 de julio de 2006

no image

Al son de pagode y hip hop

Escuece aún la eliminación mundialista de Brasil. Un amplio sector de la prensa y de la opinión pública han apuntado sus críticas contra Ronaldinho Gaúcho, a quien califican de “mercenario” por no haber rendido al nivel que lo hace en el Barça. El prestigioso diario ‘Folha de Sao Paulo’ envió a un periodista tras los pasos de Ronaldinho a su regreso de Alemania, y el artículo que escribió acabó de encender el fuego contra él en todo su país. Según el periodista, “un día después de la eliminación” Ronaldinho “dejó la tristeza de lado”, “organizó un almuerzo en su casa de Castelldefels”, y “al son de pagode y hip hop recibió a amigos y parientes en los jardines de su residencia. Por la noche siguió en el local Sandunguita, donde bailó hasta el amanecer”. Ronaldinho tuvo como invitado a Adriano, del Inter, “que también fracasó en el Mundial”. “Hicieron una gran fiesta. Me fui a dormir pasada la medianoche, y la música aún sonaba”, dijo una vecina del jugador.
[Fabián Ortiz, sportizándose, en As]
Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


5 comentarios (a día de hoy) en Al son de pagode y hip hop

  1. Alex Escrivà says:

    A ver si un chaval de 26 años no puede hacer una fiesta en su casa al inicio de sus vacaciones. Igual debería hacer como Silas y darse latigazos a la vez que lleva un cirilio.
    Puede que Fabián Ortiz no se haya pegado una farra en su vida y por eso tenga esa cara de amargado

     
  2. Astolfo Hynkel says:

    Vaya, si al final Ronaldinho será tan malo como Carazo o Batlle, jeje.

     
  3. sanchez says:

    No me parece nada raro que un jugador de su edad después de la eliminación intentara olvidarlo con sus amigos.
    Seguramente Fabián Ortiz esperaba que Ronaldinho estuviera llorando hasta el próximo mundial.

     
  4. dieguitoalias says:

    si esto lo hace ronaldo es portada en sport seguro…

     
  5. Leonardo says:

    Algunos (vándalos, por supuesto) se expresaron en Rio Grande do Sul, tierra natal de Ronaldinho (como su seudónimo lo indica: Gaúcho) prendiendo fuego una estatua que se encontraba en su honor.

     
Back to Top ↑