Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 12 de julio de 2006

no image

Don erre que erre

Era lo último que me faltaba por leer. José Luis Carazo citando… ¡a Calderón de la Barca!

En el Real Madrid no paran de vender humo. Hablan con una facilidad pasmosa de fichajes millonarios que abruman hasta el más pintado. Y lo peor de todo, es que se lo tienen creído. […] El lunes estuvieron en el último ‘Rondo’ de la temporada (circuito catalán de La 2) mis colegas Lourdes García Campos, Juan Carlos Rivero y Roberto Gómez […] y no vean con qué desparpajo hablaban de la llegada a su Real Madrid de Zambrotta, Emerson, Cannavaro, Cesc, Robben, Chivu, Kaká, Diarra, Buffon… Y lo decían convencidos de que todos ellos iban a vestirse de blanco. […] No se bajaron de la nube en ningún momento. Ni tan siquiera agacharon la cabeza cuando les eché en cara que su Madrid no tenía los 200 millones de euros, como poco, que costaban los jugadores que pretende traer Fabio Capello, cuando en las arcas del Madrid sólo hay 50 millones de euros (más de 63 millones de dólares) para fichar, más lo que ingrese de los traspasos […] Ellos, erre que erre. Daban la sensación de que se lo creían a pies juntillas y que las palabras de Calderón o las consignas de Capello eran como dogmas de fe. Allá ellos. Los sueños, sueños son, como un buen día dijo Calderón de la Barca. Vamos, que nunca se convierten en realidad. Lourdes, Juan Carlos y Roberto, sólo me queda deciros que de ilusiones también se vive…

[José Luis Carazo, dogma de fe, en Sport]

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


4 comentarios (a día de hoy) en Don erre que erre

  1. -Zazu- says:

    Lo que les pica es que el Barça tiene que vivir de saldos como Ezquerro, Larsson o el calienta banquillos oficial del Chelsea, Gudjohnsen. Vayan desempolvando el cagómetro señores…

     
  2. Reverendny says:

    @-Zazu- Lo del cagómetro está más que visto, llevaís 3 años igual con el temita este que ya cansa, cuando los que llevan 3 años sin comerse una mierda (y perdón por la expresión) es el equipo blanco.

    Por cierto que Larsson no es ningún saldo, fue nombrado mejor jugador sueco de la história o de los últimos 50 años, y ha demostrado que es un gran jugador. Gudjohnsen espero que haga igual, tiene una gran técnica y puede llegar a ser un muy buen fichaje.

    Por lo que se refiere a Carazo, aunque es alguién que se acerca a la patética línea de Roncero (no me gusta nada), quizás no le falte algo de razón. Publicar esto ahora creo que es avanzarnos en el tiempo, ya veremos que pasa al final, si es criticable o no, pero de momento Cesc no se va a mover y algún otro como Cristiano Ronaldo tampoco.

    Grandes fichajes se harán, pues Capello siempre pide y mucho, pero todos todos no vendrán, ni tan siquiera los que queden libres por el Moggi-Gate, pues hay muchos equipos y mucha competencia y no todos podrán o querrán ir al Madrid. Eso últimamente ha sido una casa de locos, cerca del nivel de la época Gaspart en el Barça, además mal que les pese a los madridistas el actual Campeón de Europa es el Barça y otros equipos como el Chelsea o el Arsenal se les prevee un mejor futuro a corto plazo que el equipo blanco.

    Saludos

     
  3. Coder says:

    Los sueños, sueños son, como un buen día dijo Calderón de la Barca. Vamos, que nunca se convierten en realidad.

    Juas, y encima nos lo explica.

    Me hace gracia ver como manejan los números del Madrid, conocen los más intimos deseos de Capello, y el día a día de todos los jugadores del Madrid :-P.

    Por cierto, hoy acabo de leer que “Mundo Deportivo” ya supera en ventas a Sport en Cataluña. No me estraña.

    Saludos

     
  4. sanchez says:

    En el Sport están más al tanto del dinero disponible para fichar que los propios directivos del Madrid, y duermen al lado de cada uno de los jugadores del equipo, sabiendo todos sus deseos. Luego la gente dirá lo que quiera, pero, aunque Marca y As no sean modelos a seguir, no se les puede comparar con el Sport, cuyos perodistas escriben cosas parecidas a un escupitajo en una hoja en blanco.

     
Back to Top ↑