Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 20 de julio de 2006

no image

Dos ascuas, cuatro sardinas

La Juventus traspasó ayer a cuatro futbolistas. El Real Madrid contrató (lo ha confirmado el club oficialmente) a Emerson y Cannavaro por 23 millones (21 según Sport). El Barça, por su parte, se hizo con Thuram y Zambrotta (a falta de la confirmación oficial, de la que nadie hoy duda) y pagará 19 millones.

Sin embargo, la película de lo sucedido ayer en las oficinas de la Juve es muy distinta en unos diarios y en otros. La clave está en Zambrotta, al que pretendían ambos clubes y el Milan. Resumiendo lo publicado estos días, sería algo así:

Según Sport: el Barça le arrebató al Madrid a Zambrotta pese a que Mijatovic ofrecía más dinero que Begiristain. El jugador prefiere el Barça porque no se sentiría a gusto en un vestuario lleno de caprichosos galácticos. El Barça hizo las cosas como Dios manda y por eso se anticipó a Madrid, Chelsea o Milan. Esta exitosa ofensiva sembró el pánico en el Madrid, que por miedo a hacer el ridículo tuvo que fichar a toda prisa a Cannavaro y Emerson por un precio superior al de mercado (21 millones, cuando hace unos días este periódico decía que no bajarían de 40).

Según As: para traspasar a Zambrotta, la Juventus exigía al Madrid que se llevara a Thuram, de 35 años, en el lote. Mijatovic asegura que el Barça estaba dispuesto a fichar a los dos, pero que el Madrid no. Una vez que los emisarios blancos salieron de las oficinas de la Juve, entraron los del Barça poco menos que a llevarse las sobras.

Y ahora, para los interesados en ampliar “información”, los extractos. Por cierto, que Sport dice que Capello “en una actitud de supina arrogancia, se había burlado en alguna ocasión de la posibilidad de que su ex pupilo [Zambrotta] acabara recalando en el Camp Nou”. Algo de lo que esta Libreta no tiene noticias.

Zambrotta prefirió el Barça al Madrid. Fabio Capello se quedó sin el lateral pese a que creía tenerle atado. “No estoy preocupado por esta situación. El que decide siempre es el jugador, no el que vende ni el que compra”, dijo el técnico madridista antes de conocerse el acuerdo. [Toni Frieros/Francesc J. Gimeno]

El Barça consiguió ayer una gran victoria con esta operación, especialmente por el fichaje del italiano Zambrotta, que también era pretendido por media Europa. El Real Madrid, el Chelsea y el Milan se quedaron con las ganas, porque los dirigentes de la ‘Vecchia Signora’ hicieron honor a la palabra que habían dado a los dos enviados del Barcelona. La sede del club turinés se convirtió ayer en un auténtico mercado persa. Pedja Mijatovic, el nuevo director deportivo madridista, se presentó en Turín dispuesto a hacer lo imposible para arrebatarle al Barça al lateral italiano. Y lo mismo sucedió con el Chelsea y el Milan. Pusieron mucho más dinero sobre la mesa y trataron de tentar también al propio Zambrotta. Pero su estrategia resultó un fracaso, porque ya era demasiado tarde. El Barcelona había llegado primero y había hecho las cosas como debía. Soriano y Txiki Begiristain habían viajado a Turín con los deberes hechos y lo tenían todo previsto para poder cerrar la operación de forma definitiva. [Toni Frieros/Francesc J. Gimeno]

La exitosa ofensiva del Barça en Turín sembró ayer el nerviosismo en la cúpula del Real Madrid. Tanto que un sector importante de la directiva que preside Ramón Calderón empezó a cuestionar muy seriamente la capacidad de Pedja Mijatovic para ejercer de director deportivo. Este grupo crítico vio con inquietud cómo el director deportivo del Barça, Txiki Begiristain, alcanzó en apenas unas horas un acuerdo con la Juventus por Lilian Thuram y Gianluca Zambrotta, mientras que su homónimo madridista, Pedja Mijatovic, seguía de vacío después de interminables negociaciones en tierras italianas. Especialmente hizo daño el fichaje de Zambrotta por el Barça, una de las peticiones expresas de Capello, y se abrió un cisma en el seno de la directiva blanca, que estuvo debatiendo durante la tarde de ayer la estrategia a seguir tras encajar ese duro golpe, asestado por el máximo rival. La sensación de un monumental ridículo hizo mella, máxime teniendo en cuenta que Fabio Capello, en una actitud de supina arrogancia, se había burlado en alguna ocasión de la posibilidad de que su ex pupilo acabara recalando en el Camp Nou, como así será finalmente. Este nuevo y estrepitoso fracaso aumentó las urgencias por tapar las ‘fantasmadas’ electorales que llevaron a Calderón hasta la presidencia. El plan de la cúpula blanca era cerrar lo antes posible la contratación de varios ‘cracks’ que escondieran que los acuerdos con Kaká, Cesc y Robben no eran más que una argucia para ganar las elecciones. Pero 17 días después de las elecciones el capítulo de fichajes seguía en blanco y Mijatovic sólo recibía negativas de todos los clubs con los que intentaba negociar. Las puertas se le estaban cerrando al director técnico madridista y las críticas a su gestión y el nerviosismo que se vivía en Madrid logicamente llegó a sus oídos. Con Mijatovic cuestionado, Calderón ordenó cerrar la operación aun pagando por encima del precio de mercado para contrarrestar los fichajes del Barça y ofrecer algo a la mosqueada hinchada madridista. Y así fue. Con 21 millones de euros sobre la mesa, la Juventus se dio por satisfecha y el Madrid pudo jactarse a última hora de ayer del fichaje de los dos jugadores. [Antonio Sánchez / Sport]

La Juve también vendió ayer al Barça a Thuram y Zambrotta. Con este último hubo un conflicto. El Madrid lo quería, pero la Juventus exigía que en ese caso también se hiciera con Thuram, un jugador de casi 35 años que cobra cuatro millones netos anuales. “El Madrid no necesita a Thuram, ni sus condiciones contractuales y de edad le hacen interesante para nosotros. Nos dijeron que el Barcelona estaba dispuesto, pero nosotros no aceptamos”, dijo Pedja. Efectivamente, tras él y Baldini entraron en el despacho de Bettega y Secco, los ejecutivos de la Juve, Ferrán Soriano y Beguiristain, que compraron a Zambrotta y Thuram por 20 millones de euros.” [Joaquín Maroto / As]

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


3 comentarios (a día de hoy) en Dos ascuas, cuatro sardinas

  1. El President says:

    Yo creo que Zambrota quería quedarse en Italia, en Milán. Es Bastante pijo y su novia es de las que le gusta estar en el centro del glamour. Milan era el sitio idóneo pero al no jugar en Europa y ser un enemigo entre comillas de la Juve, más por no haber descendido que por otra cosa, han preferido la oferta del Barça. Supongo que Madrid tb. era glamurosamente interesante para él, pero por lo que creo saber, Zambrota no quería seguir con Capello.

    Todo esto suponiendo que realmente se confirmen oficalmente los fichajes.

     
  2. Toni K says:

    En Sport, inflan la notícia y la adornan de una manera cutre, como ya nos tienen acostumbrados.
    Mintiendo y faltando, para magnificar la notícia.

    La justificación de Maroto en AS, absurda, y cae por su propio peso.
    Estaba clarísimo que entre las piezas CLAVES que buscaba Capello en su ex-equipo estaba Zambrotta. Y que quisieran incluir a Thuram en el pack no se lo cree ni él.

    Penosas maneras de informar a la gente.

    Saludos

     
  3. cucaracha says:

    es que thuram es un lastres… 4 millones por temporada por un jugador que 35 años en enero, que no está acostumbrado a jugar con la defensa vendida como se realiza con el barsa, muy diferente al juego de la juve…

    creo que es un pufo de cuidado. otro albertini.

    zambrotta es otra cosa, ese si que incrementa el nivel de la plantilla, pero 19.5 millones+8 de ficha de thuram hacen 27.5 kilos, por ese dinero se puede fichar a un lateral de garantias como abidal o cole.

     
Back to Top ↑