Qué divertido es el periodismo deportivo


Escrito por Louis | 19 de octubre de 2006

no image

El fútbol no tendrá memoria, pero la prensa no quiere tenerla

Dicen que el fútbol no tiene memoria, que sólo es presente, que la victoria de ayer no sirve para paliar la derrota de hoy, que igualmente quedará olvidada por el éxito de mañana. No hay medio o largo plazo en el fútbol, no existe visión panorámica, los equipos pueden pasar del infierno al cielo o viceversa en cuestión de días, de horas.

El pasado sábado, el Real Madrid toco fondo en Getafe con un juego ramplón indigno de un equipo de su talla, incluso Iker Casillas reconoció que se trataba de uno de los peores partido que podía recordar. El fiasco frente al buen equipo de Bernd Schuster puso contra las cuerdas a Fabio Capello y le dio una buena sacudida al proyecto deportivo de Mijatovic y Calderón

Mientras, en la acera de enfrente, el Barça daba cuenta, con ayuda arbitral o no, del gallito del momento, el Sevilla, un equipo que ya le había sacado los colores en la Supercopa europea. Qué bueno es este Barça, con ese Messi en plan “Messias”, con ese Ronaldinho de las grandes ocasiones, con ese juego vertiginoso y exacto. No hay quien pueda con los blaugrana.

Pero pasan tres días, los blancos se cambian de ropa y peinado, avasallan al Steaua en Bucarest y el ridículo liguero se queda en el más profundo olvido. Nada pasó. No existió aquella debacle. Pasan cuatro días y el intratable Barça de Frank Rijkaard no puede con el Chelsea en Londres y el “cagómetro” comienza a funcionar, como si no valiesen dos años de intachable trayectoria.

Será que el fútbol es sólo ilusión, cuestión de dicha efímera. El caso es que llega el gran clásico del fútbol español y nadie se acuerda, o no quiere acordarse, de lo que pasó unos días atrás. El Barça, campeón de Liga y de Europa, un equipo que no ha perdido un solo partido liguero desde el inicio de la temporada, parece que llega al Bernabéu con temblor de piernas. Y el Madrid, que lleva dando tumbos tres o cuatro temporadas, aparece en escena muy seguro y confiado. Qué cosas.

[Tomás García de la Plaza en As]

Si te ha gustado, compártelo

Etiquetas:


5 comentarios (a día de hoy) en El fútbol no tendrá memoria, pero la prensa no quiere tenerla

  1. JoseCR says:

    Las portadas de Marca en los últimos tiempos se están convirtiendo en un icono clásico del despropósito. No se como alguien puede comprar un periódico con una portada así.

     
  2. Jon says:

    Gran artículo de Tomás García Plaza.
    Y me gusta la foto de portada del Marca de hoy.

     
  3. VON_PAULUS says:

    Una vez alguien dijo ‘El diario de hoy sirve para envolver el bocata de mañana’. Lo cual significa que nadie, bueno casi nadie, recuerda un jueves lo que su diario publicó el lunes anterior. ¿Nadie recuerda las portadas de Marca durante el Mundial relativas a Zidane?
    No se trata de despropósito, sino de oportunismo por un lado y de, ante todo, ‘ventas’ por otro. Y lo hace el Marca, que tiene diferentes ediciones por toda España, lo hace el As ‘vendiendo’ madridismo exacerbado y lo hacen Sport y Mundo Deportivo con su barcelonismo en ocasiones mal entendido (servilismo).

     
  4. SirWinstonChurchill says:

    Sí, se suele decir que uno es dueño de lo que piensa y esclavo de lo que dice, así que si encima uno lo escribe no te quiero ni contar. Sobre todo si hoy escribes blanco y mañana negro y pasao blanco otra vez y al otro vete tú a saber…

    La cosa es saber cómo tomarse la prensa/radio deportiva en general, el día que el Madrí gana, este año cae la décima, y si pierde, vaya banda de desgarramantas. Al final las cosas suelen ser bastante más grises que blancas o negras.

     
  5. Reverendny says:

    Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios. Ahora querrán igualar el derby por ejemplo, lógico y normal, para vender ilusión y tal, pero si luego pasa lo contrario se cambian la camiseta y aquí no ha pasado nada. Sin embargo si se apuntan al carro de la memória histórica cuando quieren anotarse un tanto por un fichaje que han pronosticado. La prensa deportiva se ha vuelto muy ventajista, venden pasión, sin fijarse en la calidad, que parece ser algo secundario.

     
Back to Top ↑