El nuevo rico que dilapida el dinero

Ya tenemos la réplica de Sport al contrato del Real Madrid con Mediapro (un contrato, por cierto, calificado de “muy poco claro” por la existencia de cláusulas de confidencialidad). Puesto que no pudieron calificarlo de pelotazo ni compararlo con el del Barça y salir ganadores, el diario pretende ahora tranquilizar a sus lectores haciéndoles saber que Calderón va a dilapidar ese dinero:

Darle a Ramón Calderón mil millones de euros por la venta de los derechos televisivos es prácticamente tirar el dinero. El presidente blanco, que cada día que pasa ve menos posibilidades de agotar los cuatro años de mandato, está dispuesto a derrochar lo que haga falta con tal de aplacar a la afición con golpes de efecto y de talonario.

El último plan que se le ha ocurrido prevé gastarse 140 millones de euros en el fichaje de Kaká, según el ‘Corriere dello Sport’. Una cifra absolutamente fuera de mercado que prácticamente dilapidaría los 160 millones anuales que le corresponden por la venta de los derechos de televisión del Real Madrid. El centrocampista brasileño del Milan sigue siendo su gran obsesión, no en vano el público del Bernabéu le recuerda cada partido la promesa incumplida. Y con tal de traerlo, aunque sea tarde, no reparará en gastos. Le da absolutamente igual dejar una herencia inasumible por sus sucesores en la presidencia. Aplicará aquello de que los que vengan detrás, que arreen.

Sin embargo, la actitud de nuevo rico del presidente madridista no está sentando bien en el club. Algunos directivos e incluso Pedja Mijatovic consideran que Calderón, con su incontinencia verbal, encarece todas las operaciones, como se está demostrando con los casos de Higuaín y Gago, por los que Boca y River ya han subido sus pretensiones económicas. [J. A. Martínez]

Seis años después, otro presidente novato ha cometido el mismo error. Ramón Calderón, con todavía más urgencias históricas en el Madrid que las que entonces acosaban a Gaspart en el Barça, se ha llenado la boca de millones al anunciar el supercontrato televisivo. 1.100 millones de euros dice que le pagarán en siete años y, claro, en Argentina también han sacado la cuchilla y se han ahorrado la espuma para proceder a otro afeitado en seco al incauto de turno. A Gago parece que el Madrid le pagará catorce veces más de lo que cobra en Boca Juniors. Y por Higuaín pagará el gusto y las ganas, mucho más, desde luego, de lo que hubiera pagado si no fuese de multimillonario por la vida. Y hasta Berlusconi podría hacer el mejor negocio de su vida –y miren los que debe haber hecho este hombre– con Kaká. Cómo será el tufo a negocio fácil, que hasta Galliani se ha apresurado a advertir a sus accionistas que será difícil retener a ciertos jugadores ante el poder del dinero español. ¡Qué poco le durará a Calderón la pasta de la tele! [Joan Maria Batlle]

Artículos Relacionados

17 comentarios (por ahora) en “El nuevo rico que dilapida el dinero”
  1. Doctor Broms 24 noviembre, 2006
  2. Anonymous 24 noviembre, 2006
  3. dieguitoalias 24 noviembre, 2006
  4. Louis 24 noviembre, 2006
  5. Futbloguista 24 noviembre, 2006
  6. Anonymous 24 noviembre, 2006
  7. La quinta del Buitre 24 noviembre, 2006
  8. otropuntodevista 24 noviembre, 2006
  9. VON_PAULUS 24 noviembre, 2006
  10. Futbloguista 25 noviembre, 2006
  11. otropuntodevista 25 noviembre, 2006
  12. VON_PAULUS 25 noviembre, 2006
  13. otropuntodevista 25 noviembre, 2006
  14. VON_PAULUS 25 noviembre, 2006
  15. T-Mac 26 noviembre, 2006
  16. Futbloguista 26 noviembre, 2006
  17. VON_PAULUS 26 noviembre, 2006