Mesura en la victoria

Abonados al 1-4.¿Quién dijo miedo? Reyno conquistado. El ogro rojillo fue domado con cuatro zarpazos made in Nederland. Un hat-four. Van Nistelrooy. Van 12+1. Van mucho mejor. Killer del área. Su amigo Ricardo rendido. Van Van (Zamorano era Bam Bam). Pichichi. 13 goles en 15 partidos. Promedio galáctico. Y es humilde. Y habla castellano (¡sólo lleva tres meses entre los nuestros!). Fichaje certero. Apenas 15 millones de euros. Barato. El viento cambia de dirección. Así se escribe la historia. 1-4 al Levante en Valencia; 1-4 al Steaua en Bucarest; 1-4 al Osasuna en el Reyno de Navarra; 1-3 al Nàstic en Tarragona… El Madrid muerde, araña cada posesión, presiona como nunca, mete la pierna. Es la recia escuela de Capello. Sin el accidente del Celta (ya les dije que esa derrota fue inmerecida) hoy estaría su equipo en el Everest de la Liga. Todo se andará. Y más con un vestuario unido como una roca. El arrepentido Cassano pide perdón y Beckham asume su suplencia con la mejor de sus sonrisas… […] El Madrid no se duerme en los laureles, que serían efímeros si no hay mesura en la victoria.

[Tomás Roncero, con la Olivetti, en As]

Artículos Relacionados

21 comentarios (por ahora) en “Mesura en la victoria”
  1. santote 13 noviembre, 2006
  2. santote 13 noviembre, 2006
  3. maldini 13 noviembre, 2006
  4. Ikke Leonhardt 13 noviembre, 2006
  5. dieguitoalias 13 noviembre, 2006
  6. McCarran 13 noviembre, 2006
  7. Xals 13 noviembre, 2006
  8. Reverendny 13 noviembre, 2006
  9. el Catracho-Barca 13 noviembre, 2006
  10. dieguitoalias 13 noviembre, 2006
  11. Louis 13 noviembre, 2006
  12. chino 14 noviembre, 2006
  13. Anonymous 14 noviembre, 2006
  14. Louis 14 noviembre, 2006
  15. chino 14 noviembre, 2006
  16. Louis 14 noviembre, 2006
  17. McCarran 14 noviembre, 2006
  18. Louis 14 noviembre, 2006
  19. McCarran 14 noviembre, 2006
  20. Louis 14 noviembre, 2006
  21. McCarran 14 noviembre, 2006