Érase una vez… una libreta

También Gregory House lo recetaría: visiten La Libreta de Van Gaal, amigos enfermos, y desháganse de todos sus místicos males, de esa terrible adicción a la verdad única.

[En Érase una vez un ladrillo me han dedicado este post. Gracias]

Artículos Relacionados