Son tiempos de sufrimiento

La noticia de Moisés Lloréns hoy en As sobre el Barça es muy parecida a las habituales de Antonio Sánchez en Sport sobre el Madrid. Aún le faltan las coletillas del tipo “Ronaldinho, rey de la noche amigo de los bares de solteros”, “las malas artes de Laporta” o “Rijkaard observa con rabia e impotencia el mal juego del equipo”, pero todo se andará.

El que diga que el Barcelona está jugando bien miente. En los primeros días de noviembre el equipo de Frank Rijkaard ha perdido el liderato de la Liga (en beneficio de un magnífico Sevilla), tiene complicado seguir en la Champions League (depende de sí mismo, pero tendrá que ganar en Sofia al Levski y en el Camp Nou, al Werder Bremen) y la única competición que parece que le viene de cara es la Copa del Rey, en la que este miércoles se medirá a los vecinos de Badalona (1-2 en la ida). Los medios más afines a la directiva de Joan Laporta y al barcelonismo trataron de silenciar el mal partido disputado el pasado sábado en Riazor ante el Deportivo. Con todo esto, y de puertas adentro, la verdad es que la preocupación es evidente. No se sabe qué le está pasando a Ronaldinho Gaúcho. No arranca. No tira. No va. En definitiva, no funciona. Y eso disgusta. Hay quien dice que está agotado por el gran esfuerzo realizado en los últimos años, mientras que las lenguas viperinas apuntan a la baja forma del futbolista debido al enfado que tienen él y su entorno con Laporta y su falta de palabra, al incumplir hasta ahora la promesa de ampliarle y mejorarle el contrato hasta 2014. Pero no sólo está fallando el crack brasileño. Anderson da Souza, Deco, está a años luz del que deslumbró a su llegada al Camp Nou, y a Xavi Hernández parece que se le haya atascado la brújula que acostumbra a compartir entre su cabeza y sus piernas. Ahora el egarense anda lesionado y su plaza la ocupa Iniesta, un excelente futbolista que demuestra de lo que es capaz en cada ocasión que tiene, pero que no sabe qué debe hacer para tener la confianza de Frank Rijkaard.Cuando a finales de septiembre cayó lesionado Samuel Etoo, los culés sabían que tenían un problema, pero la ausencia del camerunés se está convirtiendo en una losa. No hay manera de solventar los problemas de ataque. Vivimos noviembre, un mes tradicionalmente negro para el Barça, y los fantasmas del pasado aparecen. La sombra de Louis van Gaal sigue presente. Son tiempos de sufrimiento.

Artículos Relacionados

8 comentarios (por ahora) en “Son tiempos de sufrimiento”
  1. santote 6 noviembre, 2006
  2. Louis 6 noviembre, 2006
  3. santote 6 noviembre, 2006
  4. SirWinstonChurchill 6 noviembre, 2006
  5. alfigem 6 noviembre, 2006
  6. santote 6 noviembre, 2006
  7. McCarran 6 noviembre, 2006
  8. santote 6 noviembre, 2006