El Barça unta al Nástic

El famoso círculo virtuoso con que Joan Laporta y sus puntocom accedieron al poder en el Barça (antes de obligar a Sandro Rosell a abandonarlo) se está convirtiendo en un círculo vicioso, plagado de arbitrariedades. Ahora que el barco amenaza con irse a pique (de campeón de Europa a campeón de la Copa Catalunya, y con ayuda del colegiado), ha comenzado todo un repertorio de falacias y de cortinas de humo. Todo sea por seguir en la poltrona y evitar que el pueblo culé tome el Camp Nou como si fuese La Bastilla. Como se resisten a perder la Liga hasta que sea imposible, no les da vergüenza ir a Tarragona y pactar la cesión de jugadores del Barça B… la misma semana en que necesitan ganar al Nàstic a la espera de un milagro en el Santiago Bernabéu. Por si acaso. Por si acaso, también, han inundado la prensa afín con filtraciones interesadas y fichajes que puedan tapar su fracaso. Vendrán Henry, Heinze o quien haga falta para levantar la moral del soci. Ahora, eso sí, Etoo y Ronaldinho son intocables. ¿Intocables? Será incompatibles. Incompatibles en un vestuario que el camerunés se encargó de dinamitar y que ahora, oliendo que está en el mercado, se cuida de trampear. La verdad es que si se va la Liga uno de los dos lo tiene crudo, porque para fichar cracks necesitarán vender a uno de ellos. La tesorería no aguantaría. El lunes, si el Barça no es campeón, empezará la feria de las vanidades y alguno pagará los platos rotos. Laporta, no, por supuesto.

[Miguel Ángel Santos en As]

Artículos Relacionados

2 comentarios (por ahora) en “El Barça unta al Nástic”
  1. Mourinho 15 junio, 2007
  2. fer 16 junio, 2007